Make your own free website on Tripod.com
Capitulo 17

Encuentre dentro del pueblo de Dios

1 IMAGÍNESE que una furiosa tormenta ha asolado la región donde usted vive. Su casa ha quedado destruida y usted ha perdido todas sus posesiones. El alimento escasea. La situación parece desesperada. Pero de pronto llegan provisiones de socorro. Se reparten alimentos y ropa en abundancia; además, se le construye una casa nueva. Seguro que se sentiría agradecido a la persona que facilitó todas esas provisiones.
2 En nuestros días está sucediendo algo parecido. A semejanza de la mencionada tormenta, la rebelión de Adán y Eva causó mucho daño a la raza humana. La humanidad perdió su hogar paradisíaco. Desde entonces, los gobiernos humanos no han podido proteger a la gente de la guerra, el crimen y la injusticia. La religión ha dejado a multitudes de personas con hambre de alimento espiritual saludable. Pero hoy día Jehová está suministrando, en sentido espiritual, alimento, ropa y abrigo. ¿Cómo?

1, 2. ¿Qué parecido hay entre la situación de la humanidad y la de los damnificados de una tormenta?
 
“EL ESCLAVO FIEL Y DISCRETO”
3 Tal como las provisiones de socorro generalmente se reparten por medio de un conducto organizado, Jehová también usa un conducto para hacer llegar a su pueblo las provisiones espirituales. Por ejemplo, los israelitas fueron “la congregación de Jehová” durante unos mil quinientos años. Dios utilizó a algunos de ellos como conducto para enseñar Su Ley. (1 Crónicas 28:8; 2 Crónicas 17:7-9.) En el siglo primero de la era común, Jehová instituyó la organización cristiana. Se formaron congregaciones, y estas desempeñaron su función bajo la dirección de un cuerpo gobernante compuesto por apóstoles y ancianos. (Hechos 15:22-31.) Hoy día Jehová también trata con su pueblo a través de un cuerpo organizado. ¿Cómo lo sabemos?

1 Crónicas 28:8 ***Y ahora, delante de los ojos de todo Israel, la congregación de Jehová, y en los oídos de nuestro Dios, pongan cuidado y busquen todos los mandamientos de Jehová su Dios, a fin de que posean la buena tierra y ciertamente la pasen como herencia a sus hijos después de ustedes hasta tiempo indefinido.
2 Crónicas 17:7-9 ***Y al año tercero de reinar envió por sus príncipes, a saber, Ben-háil y Abdías y Zacarías y Netanel y Micaya, para que enseñaran en las ciudades de Judá, 8 y con ellos los levitas, Semaya y Netanías y Zebadías y Asahel y Semiramot y Jehonatán y Adonías y Tobiya y Tob-adonías los levitas, y con ellos Elisamá y Jehoram los sacerdotes. 9 Y ellos empezaron a enseñar en Judá, y con ellos estaba el libro de la ley de Jehová; y siguieron yendo alrededor por todas las ciudades de Judá y enseñando entre la gente.
Hechos 15:22-31 ***Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, junto con toda la congregación, enviar a varones escogidos de entre ellos a Antioquía junto con Pablo y Bernabé, a saber, a Judas, que se llamaba Barsabás, y a Silas, varones prominentes entre los hermanos; 23 y por mano de ellos escribieron: “Los apóstoles y los ancianos, hermanos, a los hermanos de Antioquía y Siria y Cilicia que son de las naciones: ¡Saludos! 24 Dado que hemos oído que algunos de entre nosotros los han perturbado con discursos, tratando de subvertir sus almas, aunque nosotros no les dimos instrucción alguna, 25 hemos llegado a un acuerdo unánime y nos ha parecido bien escoger a unos varones para enviarlos a ustedes junto con nuestros amados, Bernabé y Pablo, 26 hombres que han entregado sus almas por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. 27 Por lo tanto estamos despachando a Judas y a Silas, para que ellos también de palabra informen acerca de las mismas cosas. 28 Porque al espíritu santo y a nosotros mismos nos ha parecido bien no añadirles ninguna otra carga, salvo estas cosas necesarias: 29 que sigan absteniéndose de cosas sacrificadas a ídolos, y de sangre, y de cosas estranguladas, y de fornicación. Si se guardan cuidadosamente de estas cosas, prosperarán. ¡Buena salud a ustedes!”.  30 Por consiguiente, cuando a estos hombres se les dejó ir, bajaron a Antioquía, y reunieron a la multitud y les entregaron la carta. 31 Después de leerla, ellos se regocijaron por el estímulo.

3. ¿De qué manera suministra Jehová provisiones a la humanidad, y qué ejemplos lo indican?

4 Jesús dijo que durante su presencia en el poder del Reino, “el esclavo fiel y discreto” estaría dando a Sus seguidores “alimento al tiempo apropiado”. (Mateo 24:45-47.) Cuando Jesús fue coronado Rey celestial, en 1914, ¿quién resultó ser este “esclavo”? Desde luego, no el clero de la cristiandad, pues este alimentaba principalmente a sus feligreses con propaganda que apoyaba a sus propios gobiernos nacionales en la I Guerra Mundial. Pero el grupo de cristianos verdaderos, que fueron ungidos con el espíritu santo de Dios y formaban parte de lo que Jesús llamó el “rebaño pequeño”, sí estaban dispensando alimento espiritual apropiado y oportuno. (Lucas 12:32.) Estos cristianos ungidos predicaban el Reino de Dios, no los gobiernos del hombre. Como resultado, con el paso de los años, millones de “otras ovejas” de disposición justa se han unido al “esclavo” ungido con el fin de practicar la religión verdadera. (Juan 10:16.) Mediante el “esclavo fiel” y su Cuerpo Gobernante de la actualidad, Dios dirige a su pueblo organizado para suministrar alimento, ropa y abrigo espirituales a todos los que lo desean.

Mateo 24:45-47 ***”¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado? 46 ¡Feliz es aquel esclavo si su amo, al llegar, lo hallara haciéndolo así! 47 En verdad les digo: Lo nombrará sobre todos sus bienes.
Lucas 12:32 ***”No teman, rebaño pequeño, porque su Padre ha aprobado darles el reino.
Juan 10:16 ***”Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.

4. ¿Quién ha resultado ser en tiempos modernos “el esclavo fiel y discreto”, y cómo se dispensan las provisiones espirituales de Dios?

“ALIMENTO AL TIEMPO APROPIADO”
5 Jesús dijo: “No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová”. (Mateo 4:4.) Lamentablemente, la inmensa mayoría no presta atención a lo que Dios dice. Como predijo Amós, profeta de Jehová, hay “un hambre, no de pan, y una sed, no de agua, sino de oír las palabras de Jehová”. (Amós 8:11.) Hasta las personas muy religiosas padecen hambre espiritual. No obstante, la voluntad de Jehová es que “hombres de toda clase se salven y lleguen a un conocimiento exacto de la verdad”. (1 Timoteo 2:3, 4.) En consecuencia, él está suministrando alimento espiritual en abundancia. Pero ¿dónde puede conseguirse?

Mateo 4:4 ***Pero en respuesta él dijo: “Está escrito: ‘No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová’”.
Amós 8:11 ***”‘¡Mira! Vienen días —es la expresión del Señor Soberano Jehová—, y ciertamente enviaré un hambre al país, un hambre, no de pan, y una sed, no de agua, sino de oír las palabras de Jehová.
1 Timoteo 2:3-4 *** Esto es excelente y acepto a vista de nuestro Salvador, Dios, 4 cuya voluntad es que hombres de toda clase se salven y lleguen a un conocimiento exacto de la verdad.

5. ¿Qué condición espiritual existe hoy en el mundo, pero qué está haciendo Jehová al respecto?
 
6 A lo largo de la historia, Jehová ha dispensado alimento espiritual a su pueblo de manera colectiva. (Isaías 65:13.) Por ejemplo, los sacerdotes israelitas reunían a hombres, mujeres y niños para instruirlos juntos en la Ley de Dios. (Deuteronomio 31:9, 12.) Bajo la dirección del cuerpo gobernante, los cristianos del siglo primero organizaban congregaciones y celebraban reuniones en las que se instruía y animaba a todos. (Romanos 16:5; Filemón 1, 2.) Los testigos de Jehová siguen este modelo. Está usted cordialmente invitado a asistir a todas sus reuniones.

Isaías 65:13 *** Por lo tanto, esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “¡Miren! Mis propios siervos comerán, pero ustedes mismos padecerán hambre. ¡Miren! Mis propios siervos beberán, pero ustedes mismos padecerán sed. ¡Miren! Mis propios siervos se regocijarán, pero ustedes mismos sufrirán vergüenza.
Deuteronomio 31:9 ***Entonces Moisés escribió esta ley y la dio a los sacerdotes, los hijos de Leví, los transportadores del arca del pacto de Jehová, y a todos los ancianos de Israel.
Deuteronomio 31:12 ***Congrega al pueblo, los hombres y las mujeres y los pequeñuelos y tu residente forastero que está dentro de tus puertas, a fin de que escuchen y a fin de que aprendan, puesto que tienen que temer a Jehová el Dios de ustedes y cuidar de poner por obra todas las palabras de esta ley.
Romanos 16:5 ***y [saluden] a la congregación que está en casa de ellos. Saluden a mi amado Epéneto, que es primicias de Asia para Cristo.
Filemón 1-2 ***Pablo, prisionero por Cristo Jesús, y Timoteo, [nuestro] hermano, a Filemón, amado nuestro y colaborador, 2 y a Apfia, nuestra hermana, y a Arquipo, nuestro compañero de armas, y a la congregación que está en tu casa:

6. ¿Cómo alimentó Jehová en sentido espiritual a su pueblo en el pasado?

7 Es cierto que posiblemente ya haya aprendido mucho durante su estudio personal de la Biblia. Quizás alguien le haya ayudado. (Hechos 8:30-35.) Pero su fe puede asemejarse a una planta que, de no recibir los cuidados adecuados, acaba marchitándose y muriendo. Por eso, usted necesita alimento espiritual apropiado. (1 Timoteo 4:6.) Las reuniones cristianas ofrecen un programa de instrucción continuo preparado para alimentarle espiritualmente y ayudarle a seguir incrementando su fe a medida que adquiere más conocimiento de Dios. (Colosenses 1:9, 10.)

Hechos 8:30-35 *** Felipe corrió al lado y le oyó leer en voz alta a Isaías el profeta, y dijo: “¿Verdaderamente sabes lo que estás leyendo?”. 31 Él dijo: “¿Realmente, cómo podría hacerlo, a menos que alguien me guiara?”. Y suplicó a Felipe que subiera y se sentara con él. 32 Ahora bien, el pasaje de la Escritura que leía en voz alta era este: “Como oveja fue llevado al degüello; y como cordero que es mudo ante el que lo trasquila, así él no abre su boca. 33 Durante su humillación apartaron de él el juicio. ¿Quién referirá los detalles de su generación? Porque su vida se quita de la tierra”.34 En respuesta, el eunuco dijo a Felipe: “Ruégote: ¿De quién dice esto el profeta? ¿De sí mismo, o de algún otro hombre?”. 35 Felipe abrió la boca y, comenzando por esta Escritura, le declaró las buenas nuevas acerca de Jesús.
1 Timoteo 4:6 ***Al dar estos consejos a los hermanos serás excelente ministro de Cristo Jesús, uno nutrido con las palabras de la fe y de la excelente enseñanza que has seguido con sumo cuidado y atención.
Colosenses 1:9-10 ***Por eso nosotros también, desde el día en que [lo] oímos, no hemos cesado de orar por ustedes y de pedir que se les llene del conocimiento exacto de su voluntad en toda sabiduría y comprensión espiritual, 10 para que anden de una manera digna de Jehová a fin de que [le] agraden plenamente mientras siguen llevando fruto en toda buena obra y aumentando en el conocimiento exacto de Dios

7. ¿Qué relación tiene la asistencia regular a las reuniones con el conocimiento y la fe?
 
8 Las reuniones también tienen otro propósito fundamental. Pablo escribió: “Considerémonos unos a otros para incitarnos al amor y a las obras excelentes, sin abandonar el reunirnos”. (Hebreos 10:24, 25.) La palabra griega que se traduce “incitarnos” puede significar asimismo “aguzar”. Un proverbio bíblico dice: “Con hierro, el hierro mismo se aguza. Así un hombre aguza el rostro de otro”. (Proverbios 27:17.) Todos necesitamos ‘aguzarnos’ de continuo, pues las presiones cotidianas del mundo pueden embotar nuestra fe. Cuando asistimos a las reuniones cristianas, se produce un intercambio de estímulo. (Romanos 1:11, 12.) Los miembros de la congregación actúan conforme a la admonición del apóstol Pablo de ‘consolarse unos a otros y edificarse unos a otros’, lo que aguza nuestra fe. (1 Tesalonicenses 5:11.) Nuestra presencia regular en las reuniones cristianas también indica que amamos a Dios, y nos ofrece oportunidades de alabarle. (Salmo 35:18.)

Hebreos 10:24-25 ***Y considerémonos unos a otros para incitarnos al amor y a las obras excelentes, 25 sin abandonar el reunirnos, como algunos tienen por costumbre, sino animándonos unos a otros, y tanto más al contemplar ustedes que el día se acerca.
Proverbios 27:17 ***Con hierro, el hierro mismo se aguza. Así un hombre aguza el rostro de otro.
Romanos 1:11-12 ***Porque anhelo verlos, para impartirles algún don espiritual a fin de que se les haga firmes; 12 o, más bien, para que haya un intercambio de estímulo entre ustedes, por cada uno mediante la fe del otro, tanto la de ustedes como la mía.
1 Tesalonicenses 5:11 ***Por lo tanto, sigan consolándose unos a otros y edificándose unos a otros, así como de hecho lo están haciendo.
Salmo 35:18 ***Ciertamente te elogiaré en la congregación grande; entre un pueblo numeroso te alabaré.

8. ¿Por qué se nos anima a asistir a las reuniones de los testigos de Jehová?

“VÍSTANSE DE AMOR”
9 Pablo escribió: “Vístanse de amor, porque es un vínculo perfecto de unión”. (Colosenses 3:14.) Jehová nos ha facilitado amablemente esta prenda de vestir. Sí, los cristianos pueden mostrar amor porque este es uno de los frutos del espíritu santo que Jehová concede. (Gálatas 5:22, 23.) Además, Jehová mismo ha dado la mayor prueba de amor al enviar a su Hijo unigénito para que podamos tener vida eterna. (Juan 3:16.) Esta demostración suprema de amor nos sirve de modelo para que nosotros también lo manifestemos en nuestra vida. “Si Dios nos amó así a nosotros —escribió el apóstol Juan—, entonces nosotros mismos estamos obligados a amarnos unos a otros.” (1 Juan 4:11.)

Colosenses 3:14 ***Pero, además de todas estas cosas, [vístanse de] amor, porque es un vínculo perfecto de unión.
Gálatas 5:22-23 ***Por otra parte, el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, gran paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 apacibilidad, autodominio. Contra tales cosas no hay ley.
Juan 3:16 ***”Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.
1 Juan 4:11 ***Amados, si Dios nos amó así a nosotros, entonces nosotros mismos estamos obligados a amarnos unos a otros.

9. ¿Qué ejemplo de amor nos ha dado Jehová?

10 La asistencia a las reuniones del Salón del Reino le brindará una excelente oportunidad de mostrar amor. Allí conocerá a una amplia variedad de personas. Seguramente le atraerá enseguida la manera de ser de muchas de ellas. De todas formas, no todas las personalidades son iguales, ni siquiera entre los que sirven a Jehová. Quizás en el pasado usted se limitaba a evitar a las personas que no fueran como usted o no compartieran sus mismos intereses. Pero los cristianos han de tener “amor a toda la asociación de hermanos”. (1 Pedro 2:17.) Por consiguiente, póngase como objetivo conocer a los que van al Salón del Reino, incluso a aquellos que difieran de usted en edad, raza, personalidad o nivel educativo. Probablemente descubra que cada uno de ellos sobresale en alguna cualidad atrayente.

1 Pedro 2:17 ***Honren a [hombres] de toda clase, tengan amor a toda la asociación de hermanos, estén en temor de Dios, den honra al rey.

10. ¿Cómo podemos beneficiarnos de “toda la asociación de hermanos”?

11 La diversidad de personalidades que encontrará en la congregación no tiene por qué molestarle. Para ilustrarlo, imagínese que circula por una carretera muy transitada. No todos los vehículos van a la misma velocidad ni están en las mismas condiciones. Algunos han viajado largas distancias, mientras que otros, como usted, acaban de ponerse en camino. Sin embargo, aparte de estas diferencias, todos circulan por la carretera. Algo parecido sucede con las personas que componen una congregación. No todas desarrollan las cualidades cristianas con la misma rapidez. Además, no todas están en las mismas condiciones físicas o emocionales. Las hay que llevan muchos años adorando a Jehová; otras acaban de empezar. No obstante, todas están en el camino que conduce a la vida eterna, ‘aptamente unidas en la misma mente y en la misma forma de pensar’. (1 Corintios 1:10.) Por consiguiente, no busque los defectos de los miembros de la congregación, sino sus virtudes. Verá como se siente reconfortado, pues se dará cuenta de que Dios verdaderamente está entre estas personas. Y, sin duda, ahí es donde usted quiere estar. (1 Corintios 14:25.)

1 Corintios 1:10 ***Ahora los exhorto, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que todos hablen de acuerdo, y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén aptamente unidos en la misma mente y en la misma forma de pensar.
1 Corintios 14:25 ***los secretos de su corazón quedan manifiestos, de modo que él cae sobre [su] rostro y adora a Dios, declarando: “Dios verdaderamente está entre ustedes”.

11. ¿Por qué no debería molestarle la diversidad de personalidades que hay entre los siervos de Jehová?

12 Como todo ser humano es imperfecto, puede que a veces un miembro de la congregación diga o haga algo que a usted le moleste. (Romanos 3:23.) El discípulo Santiago escribió unas palabras muy realistas: “Todos tropezamos muchas veces. Si alguno no tropieza en palabra, este es varón perfecto”. (Santiago 3:2.) ¿Cómo debe reaccionar usted si alguien le ofende? Un proverbio bíblico dice: “La perspicacia del hombre ciertamente retarda su cólera, y es hermosura de su parte pasar por alto la transgresión”. (Proverbios 19:11.) Tener perspicacia significa ver con profundidad una situación, percibir los factores subyacentes que hacen que una persona hable u obre de cierta manera. A la mayoría de nosotros nos resulta muy fácil excusar nuestras faltas. ¿Por qué no procuramos también entender y perdonar las imperfecciones ajenas? (Mateo 7:1-5; Colosenses 3:13.)  13 Nunca olvide que si queremos recibir el perdón de Jehová, debemos perdonar a los demás. (Mateo 6:9, 12, 14, 15.) Si practicamos la verdad, trataremos a nuestro prójimo con amor. (1 Juan 1:6, 7; 3:14-16; 4:20, 21.) Por consiguiente, si usted tiene un problema con alguien de la congregación, procure no guardar resentimiento. Si se ha vestido de amor, luchará por resolver el problema y no dudará en disculparse cuando usted tenga la culpa. (Mateo 5:23, 24; 18:15-17.)

Romanos 3:23 ***Porque todos han pecado y no alcanzan a la gloria de Dios
Santiago 3:2 ***Porque todos tropezamos muchas veces. Si alguno no tropieza en palabra, este es varón perfecto, capaz de refrenar también [su] cuerpo entero.
Proverbios 19:11 *** La perspicacia del hombre ciertamente retarda su cólera, y es hermosura de su parte pasar por alto la transgresión.
Mateo 7:1-5 ***”Dejen de juzgar, para que no sean juzgados; 2 porque con el juicio con que ustedes juzgan, serán juzgados; y con la medida con que miden, se les medirá. 3 Entonces, ¿por qué miras la paja [que hay] en el ojo de tu hermano, pero no tomas en cuenta la viga [que hay] en tu propio ojo? 4 O, ¿cómo puedes decir a tu hermano: ‘Permíteme extraer la paja de tu ojo’; cuando ¡mira!, hay una viga en tu propio ojo? 5 ¡Hipócrita! Primero extrae la viga de tu propio ojo, y entonces verás claramente cómo extraer la paja del ojo de tu hermano.
Colosenses 3:13 ***Continúen soportándose unos a otros y perdonándose liberalmente unos a otros si alguno tiene causa de queja contra otro. Como Jehová los perdonó liberalmente a ustedes, así también háganlo ustedes.
Mateo 6:9 ***”Ustedes, pues, tienen que orar de esta manera: ”‘Padre nuestro [que estás] en los cielos, santificado sea tu nombre.
Mateo 6:12 ***y perdónanos nuestras deudas, como nosotros también hemos perdonado a nuestros deudores.
Mateo 6:14-15 ***”Porque si perdonan a los hombres sus ofensas, su Padre celestial también los perdonará a ustedes; 15 mientras que si no perdonan a los hombres sus ofensas, tampoco perdonará su Padre las ofensas de ustedes.
1 Juan 1:6-7 ***Si hacemos la declaración: “Tenemos participación con él”, y sin embargo seguimos andando en la oscuridad, estamos mintiendo y no estamos practicando la verdad. 7 Sin embargo, si andamos en la luz, como él mismo está en la luz, sí tenemos participación unos con otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado.
1 Juan 3:14-16 ***Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, porque amamos a los hermanos. El que no ama permanece en la muerte. 15 Todo el que odia a su hermano es homicida, y ustedes saben que ningún homicida tiene la vida eterna [como cosa] permanente en él. 16 En esto hemos venido a conocer el amor, porque aquel entregó su alma por nosotros; y nosotros estamos obligados a entregar [nuestras] almas por [nuestros] hermanos.
1 Juan 4:20-21 ***Si alguno hace la declaración: “Yo amo a Dios”, y sin embargo está odiando a su hermano, es mentiroso. Porque el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede estar amando a Dios, a quien no ha visto. 21 Y este mandamiento lo tenemos de él, que el que ama a Dios esté amando también a su hermano.
Mateo 5:23-24 ***”Por eso, si estás llevando tu dádiva al altar y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 24 deja tu dádiva allí enfrente del altar, y vete; primero haz las paces con tu hermano, y luego, cuando hayas vuelto, ofrece tu dádiva.
Mateo 18:15-17 *** ”Además, si tu hermano comete un pecado, ve y pon al descubierto su falta entre tú y él a solas. Si te escucha, has ganado a tu hermano. 16 Pero si no escucha, toma contigo a uno o dos más, para que por boca de dos o tres testigos se establezca todo asunto. 17 Si no les escucha a ellos, habla a la congregación. Si no escucha ni siquiera a la congregación, sea para ti exactamente como hombre de las naciones y como recaudador de impuestos.

12, 13. ¿Qué puede hacer si algún miembro de la congregación le ofende?  Y ¿Por qué es importante que no guarde resentimiento?

14 Nuestra vestidura espiritual debe incluir también otras cualidades muy relacionadas con el amor. Pablo escribió: “Vístanse de los tiernos cariños de la compasión, la bondad, la humildad mental, la apacibilidad y la gran paciencia”. Estas cualidades, aunadas al amor, son parte de la “nueva personalidad”. (Colosenses 3:10, 12.) ¿Se esforzará usted por vestirse de este modo? El amor fraternal, en particular, hará que lo identifiquen con los discípulos de Jesús, pues él dijo: “En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí”. (Juan 13:35.)

Colosenses 3:10 ***y vístanse de la nueva [personalidad], que mediante conocimiento exacto va haciéndose nueva según la imagen de Aquel que la ha creado,
Juan 13:35 ***En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí”.

14. ¿De qué cualidades debemos vestirnos?

UN LUGAR DE SEGURIDAD
15 La congregación también proporciona abrigo; es un refugio protector en el que usted puede sentirse seguro. En ella encontrará a personas de corazón honrado que tratan de hacer lo que es recto a los ojos de Dios. Muchas de ellas han abandonado las mismas prácticas y actitudes malas con las que usted quizás esté luchando (Tito 3:3) y podrán ayudarle, pues se nos ha dicho que llevemos “las cargas los unos de los otros”. (Gálatas 6:2.) Naturalmente, la responsabilidad de seguir un proceder que lleve a la vida eterna radica finalmente en usted. (Gálatas 6:5; Filipenses 2:12.) Pero Jehová utiliza la congregación cristiana como un magnífico medio de prestarle ayuda y apoyo. Sin importar lo angustiosos que puedan ser los problemas que usted tenga, cuenta con ese valioso recurso: una amorosa congregación que estará a su lado en momentos de aflicción o privación. (Compárese con Lucas 10:29-37; Hechos 20:35.)

Tito 3:3 ***Porque hasta nosotros en un tiempo éramos insensatos, desobedientes, extraviados, esclavizados a diversos deseos y placeres, ocupados en maldad y envidia, aborrecibles, y nos odiábamos unos a otros.
Gálatas 6:2 ***Sigan llevando las cargas los unos de los otros, y así cumplan la ley del Cristo.
Gálatas 6:5 ***Porque cada uno llevará su propia carga de responsabilidad.
Filipenses 2:12 *** Por consiguiente, amados míos, tal como siempre han obedecido, no durante mi presencia solamente, sino ahora con mucha más prontitud durante mi ausencia, sigan obrando su propia salvación con temor y temblor
Lucas 10:29-37 ***Pero, queriendo probar que era justo, el hombre dijo a Jesús: “¿Quién, verdaderamente, es mi prójimo?”. 30 Respondiendo, Jesús dijo: “Cierto hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó entre salteadores, que lo despojaron y también le descargaron golpes, y se fueron, dejándolo medio muerto. 31 Ahora bien, por casualidad, cierto sacerdote bajaba por aquel camino, pero, cuando lo vio, pasó por el otro lado. 32 Así mismo, un levita también, cuando bajó al lugar y lo vio, pasó por el otro lado. 33 Pero cierto samaritano que viajaba por el camino llegó a donde estaba y, al verlo, se enterneció. 34 De modo que se le acercó y le vendó sus heridas, y vertió en ellas aceite y vino. Luego lo montó sobre su propia bestia y lo llevó a un mesón y lo cuidó. 35 Y al día siguiente sacó dos denarios, se los dio al mesonero, y dijo: ‘Cuídalo, y lo que gastes además de esto, te lo pagaré cuando vuelva acá’. 36 ¿Quién de estos tres te parece haberse hecho prójimo del que cayó entre los salteadores?”. 37 Él dijo: “El que actuó misericordiosamente para con él”. Entonces Jesús le dijo: “Ve y haz tú lo mismo”.
Hechos 20:35 ***En todas las cosas les he exhibido que por medio de laborar así tienen que prestar ayuda a los que son débiles, y tienen que tener presentes las palabras del Señor Jesús, cuando él mismo dijo: ‘Hay más felicidad en dar que en recibir’”.

15. ¿En qué sentido es la congregación como un refugio?

16 Entre los que acudirán en su ayuda están las “dádivas en hombres”, es decir, los ancianos nombrados de la congregación, o superintendentes, que pastorean el rebaño de buena gana y con empeño. (Efesios 4:8, 11, 12; Hechos 20:28; 1 Pedro 5:2, 3.) Isaías profetizó respecto a ellos: “Cada uno tiene que resultar ser como escondite contra el viento y escondrijo contra la tempestad de lluvia, como corrientes de agua en país árido, como la sombra de un peñasco pesado en una tierra agotada”. (Isaías 32:2.)

Efesios 4:8 *** Por lo cual él dice: “Cuando ascendió a lo alto se llevó cautivos; dio dádivas [en] hombres”.
Efesios 4:11-12 ***Y dio algunos como apóstoles, algunos como profetas, algunos como evangelizadores, algunos como pastores y maestros, 12 con miras al reajuste de los santos, para obra ministerial, para la edificación del cuerpo del Cristo
Hechos 20:28 ***Presten atención a sí mismos y a todo el rebaño, entre el cual el espíritu santo los ha nombrado superintendentes, para pastorear la congregación de Dios, que él compró con la sangre del [Hijo] suyo.
1 Pedro 5:2-3 *** Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia, no como obligados, sino de buena gana; tampoco por amor a ganancia falta de honradez, sino con empeño; 3 tampoco como enseñoreándose de los que son la herencia de Dios, sino haciéndose ejemplos del rebaño.
Isaías 32:2 ***Y cada uno tiene que resultar ser como escondite contra el viento y escondrijo contra la tempestad de lluvia, como corrientes de agua en país árido, como la sombra de un peñasco pesado en una tierra agotada.

16. ¿Qué ayuda ofrecen los ancianos nombrados de la congregación?

17 Cuando Jesús estuvo en la Tierra, las autoridades religiosas lamentablemente no estaban dando superintendencia amorosa. El estado de las personas conmovió tanto a Jesús que quiso ayudarlas, especialmente en sentido espiritual. Se compadeció de ellas porque “estaban desolladas y desparramadas como ovejas sin pastor”. (Mateo 9:36.) Estas palabras describen muy bien la difícil situación actual de muchas personas que aguantan problemas angustiosos sin tener a nadie a quien recurrir en busca de ayuda y consuelo espiritual. Pero el pueblo de Jehová sí cuenta con ayuda espiritual, pues él prometió: “Ciertamente levantaré sobre ellas pastores que realmente las pastorearán; y ellas ya no tendrán miedo, ni se sobrecogerán de terror alguno, y no faltará ninguna”. (Jeremías 23:4.)

Mateo 9:36 ***Al ver las muchedumbres, se compadeció de ellas, porque estaban desolladas y desparramadas como ovejas sin pastor.
Jeremías 23:4 ***Y ciertamente levantaré sobre ellas pastores que realmente las pastorearán; y ellas ya no tendrán miedo, ni se sobrecogerán de terror alguno, y no faltará ninguna”, es la expresión de Jehová.

17. ¿Qué clase de ayuda quiso brindar Jesús especialmente?  Y ¿Qué provisión le prometió Dios a su pueblo?

18 Conozca a los ancianos nombrados de la congregación. Ellos tienen mucha experiencia en aplicar el conocimiento de Dios, pues reúnen los requisitos que la Biblia estipula para los superintendentes. (1 Timoteo 3:1-7; Tito 1:5-9.) No vacile en dirigirse a cualquiera de ellos si necesita ayuda espiritual para vencer algún hábito o alguna característica que esté en pugna con los requisitos de Dios. Se dará cuenta de que los ancianos siguen esta admonición de Pablo: “Hablen confortadoramente a las almas abatidas, den su apoyo a los débiles, tengan gran paciencia para con todos”. (1 Tesalonicenses 2:7, 8; 5:14.)

1 Timoteo 3:1-7 ***Esa declaración es fiel.  Si algún hombre está procurando alcanzar un puesto de superintendente, desea una obra excelente. 2 El superintendente, por lo tanto, debe ser irreprensible, esposo de una sola mujer, moderado en los hábitos, de juicio sano, ordenado, hospitalario, capacitado para enseñar, 3 no un borracho pendenciero, no un golpeador, sino razonable, no belicoso, no amador del dinero, 4 hombre que presida su propia casa excelentemente, que tenga hijos en sujeción con toda seriedad 5 (si de veras no sabe algún hombre presidir su propia casa, ¿cómo cuidará de la congregación de Dios?); 6 no un hombre recién convertido, por temor de que se hinche [de orgullo] y caiga en el juicio pronunciado contra el Diablo. 7 Además, debe también tener excelente testimonio de los de afuera, para que no caiga en vituperio y en un lazo del Diablo.
Tito 1:5-9 ***Por esta razón te dejé en Creta, para que corrigieras las cosas defectuosas e hicieras nombramientos de ancianos en ciudad tras ciudad, como te di órdenes; 6 si hay algún hombre libre de acusación, esposo de una sola mujer, que tenga hijos creyentes no acusados de disolución, ni ingobernables. 7 Porque el superintendente tiene que estar libre de acusación como mayordomo de Dios, no [ser] voluntarioso, ni propenso a la ira, ni borracho pendenciero, ni golpeador, ni ávido de ganancia falta de honradez, 8 sino hospitalario, amador del bien, de juicio sano, justo, leal, que ejerza autodominio, 9 que se adhiera firmemente a la fiel palabra en lo que toca a su [arte de] enseñar, para que pueda exhortar por la enseñanza que es saludable y también censurar a los que contradicen.
1 Tesalonicenses 2:7-8 ***Al contrario, nos hicimos amables en medio de ustedes, como cuando una madre que cría acaricia a sus propios hijos. 8 Así, teniéndoles tierno cariño, nos fue de mucho agrado impartirles, no solo las buenas nuevas de Dios, sino también nuestras propias almas, porque ustedes llegaron a sernos amados.
1 Tesalonicenses 5:14 *** Por otra parte, los exhortamos, hermanos: amonesten a los desordenados, hablen confortadoramente a las almas abatidas, den su apoyo a los débiles, tengan gran paciencia para con todos.

18. ¿Por qué debemos dirigirnos a algún anciano si necesitamos ayuda espiritual?

DISFRUTE DE SEGURIDAD CON EL PUEBLO DE JEHOVÁ
19 Aunque actualmente vivimos en condiciones de imperfección, Jehová nos proporciona alimento, ropa y abrigo espirituales. Por supuesto, para recibir los beneficios de un paraíso físico, tenemos que esperar hasta el nuevo mundo que Dios ha prometido. No obstante, los que forman parte de la organización de Jehová disfrutan ya de la seguridad de un paraíso espiritual. Concerniente a estas personas, Ezequiel profetizó: “Realmente morarán en seguridad, sin nadie que las haga temblar”. (Ezequiel 34:28; Salmo 4:8.)

Ezequiel 34:28 *** Y ya no llegarán a ser algo para saqueo para las naciones; y en lo que respecta a la bestia salvaje de la tierra, no las devorará, y realmente morarán en seguridad, sin nadie que [las] haga temblar.
Salmos 4:8 - 5:0 ***En paz ciertamente me acostaré y también dormiré,  porque tú, sí, tú solo, oh Jehová, me haces morar en seguridad.  Al director para Nehilot. Melodía de David.

19. ¿Qué bendiciones ha otorgado Jehová a los que buscan seguridad dentro de Su organización?

20 Podemos estar muy agradecidos de que Jehová conceda amorosas provisiones espirituales mediante su Palabra y su organización. Acérquese al pueblo de Dios. No se retenga de hacerlo por temor a lo que algunos amigos o parientes puedan pensar de usted por haber aceptado el conocimiento de Dios. Es posible que algunos no aprueben que usted se relacione con los testigos de Jehová y asista a las reuniones que se celebran en el Salón del Reino. Pero Dios compensará con creces cualquier sacrificio que haga por adorarle. (Malaquías 3:10.) Además, Jesús dijo: “Nadie ha dejado casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos, o campos, por causa de mí y por causa de las buenas nuevas, que no reciba el céntuplo ahora en este período de tiempo: casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y campos, con persecuciones, y en el sistema de cosas venidero vida eterna”. (Marcos 10:29, 30.) En efecto, prescindiendo de lo que haya dejado atrás o tenga que aguantar, en el pueblo de Dios puede encontrar compañerismo muy agradable y seguridad espiritual.

Malaquías 3:10 *** Traigan todas las décimas partes al almacén, para que llegue a haber alimento en mi casa; y pruébenme, por favor, en cuanto a esto —ha dicho Jehová de los ejércitos—, a ver si no les abro las compuertas de los cielos y realmente vacío sobre ustedes una bendición hasta que no haya más carencia.”
Marcos 10:29-30 ***Jesús dijo: “En verdad les digo: Nadie ha dejado casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos, o campos, por causa de mí y por causa de las buenas nuevas, 30 que no reciba el céntuplo ahora en este período de tiempo: casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y campos, con persecuciones, y en el sistema de cosas venidero vida eterna.

20. ¿Cómo compensará Jehová cualquier sacrificio que hagamos por adorarle?

COMPRUEBE SU CONOCIMIENTO
¿Quién es “el esclavo fiel y discreto”?
¿Qué medio utiliza Jehová para alimentarnos en sentido espiritual?
¿Cómo pueden ayudarnos los miembros de la congregación cristiana?         Inicio de la Pagina 
                                                                                                                                    E-mail
                                                                                                                                    Al Indice principal 

.                      -------------------------------------------- fin de la pagina------------------------------------------

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

 

 
 


  E-mail
 

 

fin de la pagina

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.