Make your own free website on Tripod.com
 
Capitulo 14

¿La autoridad de quién debe usted reconocer?

1 “AUTORIDAD” es una palabra que a muchas personas les resulta desagradable. Y se comprende, pues suele abusarse de la autoridad en el ámbito laboral, en el familiar y también en el gubernamental. La Biblia dice con realismo: “El hombre ha dominado al hombre para perjuicio suyo”. (Eclesiastés 8:9.) En efecto, muchos seres humanos han dominado a su prójimo de manera tiránica y egoísta.

2 Pero no toda autoridad es perjudicial. Por ejemplo, pudiera decirse que nuestro organismo ejerce autoridad sobre nosotros. Nos “ordena” respirar, comer, beber y dormir. ¿Es esto opresivo? No. Obedecer estas demandas nos beneficia. Aunque en el caso de las necesidades orgánicas nuestra sumisión sea involuntaria, hay otras formas de autoridad que requieren sumisión voluntaria. Veamos algunos ejemplos.

Eclesiastés 8:9 ***Todo esto he visto, y hubo un aplicar mi corazón a toda obra que se ha hecho bajo el sol, [durante] el tiempo que el hombre ha dominado al hombre para perjuicio suyo.

1, 2. ¿Son perjudiciales todas las formas de autoridad?

LA AUTORIDAD SUPREMA
3 En la Biblia, a Jehová se le llama “Señor Soberano” más de trescientas veces. Un soberano es aquel que posee la autoridad suprema. ¿Por qué merece Jehová esta posición? Revelación 4:11 contesta: “Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas”.

3. ¿Por qué merece Jehová que se le llame “Señor Soberano”?

4 Como Creador nuestro, Jehová tiene el derecho de ejercer su autoridad como prefiera. Esto pudiera ser intimidante, sobre todo si se tiene en cuenta que Dios posee “abundancia de energía dinámica”. Se le llama “Dios Todopoderoso”, una expresión que en hebreo transmite la idea de fuerza dominadora. (Isaías 40:26; Génesis 17:1.) No obstante, Jehová manifiesta su fuerza con benevolencia, pues su cualidad dominante es el amor. (1 Juan 4:16.)

Isaías 40:26 ***Levanten los ojos a lo alto y vean. ¿Quién ha creado estas cosas? Es Aquel que saca el ejército de ellas aun por número, todas las cuales él llama aun por nombre. Debido a la abundancia de energía dinámica, porque él también es vigoroso en poder, ninguna [de ellas] falta.
Génesis 17:1 ***Cuando Abrán alcanzó la edad de noventa y nueve años, entonces Jehová se apareció a Abrán y le dijo: “Yo soy Dios Todopoderoso. Anda delante de mí y resulta exento de falta.
1 Juan 4:16 ***Y nosotros mismos hemos llegado a conocer y hemos creído el amor que Dios tiene en nuestro caso.
Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en unión con Dios, y Dios permanece en unión con él.

4. ¿Cómo prefiere Jehová ejercer su autoridad?

5 Aunque Jehová advirtió que castigaría a los pecadores impenitentes, Moisés lo conocía principalmente como “el Dios verdadero, el Dios fiel, que guarda pacto y bondad amorosa en el caso de los que lo aman y de los que guardan sus mandamientos”. (Deuteronomio 7:9.) Imagínese: Jehová, la Autoridad Suprema del universo, no nos obliga a servirle, sino que nos atrae con su amor. (Romanos 2:4; 5:8.) Someterse a la autoridad de Jehová incluso causa placer, pues sus leyes siempre son para nuestro máximo beneficio. (Salmo 19:7, 8.)

Deuteronomio 7:9 ***Y bien sabes tú que Jehová tu Dios es el Dios [verdadero], el Dios fiel, que guarda pacto y bondad amorosa en el caso de los que lo aman y de los que guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones
Romanos 2:4 ***¿O desprecias las riquezas de su bondad y longanimidad y gran paciencia, porque ignoras que la [cualidad] bondadosa de Dios está tratando de conducirte al arrepentimiento?
Romanos 5:8 ***Pero Dios recomienda su propio amor a nosotros en que, mientras todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.

5. ¿Por qué no es difícil someterse a la autoridad de Jehová?

6 Nuestros primeros padres rechazaron la soberanía de Dios. Querían decidir por sí mismos lo que era bueno y lo que era malo. (Génesis 3:4-6.) Como resultado, se les expulsó de su hogar paradisíaco. Posteriormente Jehová dejó que la humanidad creara una estructura social, con diferentes autoridades, que le permitiera vivir en una sociedad ordenada, aunque imperfecta. ¿Cuáles son algunas de estas autoridades, y hasta qué grado espera Dios que nos sometamos a ellas?
Génesis 3:4-6 ***Ante esto, la serpiente dijo a la mujer: “Positivamente no morirán. 5 Porque Dios sabe que en el mismo día que coman de él tendrán que abrírseles los ojos y tendrán que ser como Dios, conociendo lo bueno y lo malo”.   6 Por consiguiente, la mujer vio que el árbol era bueno para alimento, y que a los ojos era algo que anhelar, sí, el árbol era deseable para contemplarlo. De modo que empezó a tomar de su fruto y a comerlo. Después dio de este también a su esposo cuando [él estuvo] con ella, y él empezó a comerlo.

6. ¿Cómo surgió la cuestión de la autoridad en el jardín de Edén, y con qué resultado?

“LAS AUTORIDADES SUPERIORES”
7 El apóstol Pablo escribió: “Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores, porque no hay autoridad a no ser por Dios”. ¿Quiénes son las “autoridades superiores”? Las palabras de Pablo en los versículos siguientes indican que son autoridades gubernamentales humanas. (Romanos 13:1-7; Tito 3:1.) Jehová no dio origen a las autoridades gubernamentales del hombre, pero permite que existan. Por eso Pablo pudo escribir: “Las autoridades que existen están colocadas por Dios en sus posiciones relativas”. ¿Qué indican estas palabras en cuanto a tal autoridad terrestre? Que está subordinada, o es inferior, a la autoridad de Dios. (Juan 19:10, 11.) Por consiguiente, cuando la ley del hombre entra en conflicto con la de Dios, los cristianos deben regirse por su conciencia educada por la Biblia. Tienen que “obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres”. (Hechos 5:29.)

Romanos 13:1-7 ***Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores, porque no hay autoridad a no ser por Dios; las autoridades que existen están colocadas por Dios en sus posiciones relativas. 2 Por lo tanto, el que se opone a la autoridad se ha puesto en contra del arreglo de Dios; los que se han puesto en contra de este recibirán juicio para sí. 3 Porque los que gobiernan no son objeto de temor para el hecho bueno, sino para el malo. ¿Quieres, pues, no temer a la autoridad? Sigue haciendo el bien, y tendrás alabanza de ella; 4 porque es ministro de Dios para ti para bien tuyo. Pero si estás haciendo lo que es malo, teme: porque no es sin propósito que lleva la espada; porque es ministro de Dios, vengador para expresar ira sobre el que practica lo que es malo.   5 Hay, por lo tanto, razón apremiante para que ustedes estén en sujeción, no solo por causa de esa ira, sino también por causa de [su] conciencia. 6 Pues por eso ustedes también pagan impuestos; porque ellos son siervos públicos de Dios que sirven constantemente con este mismo propósito. 7 Den a todos lo que les es debido: al que [pide] impuesto, el impuesto; al que [pide] tributo, el tributo; al que [pide] temor, dicho temor; al que [pide] honra, dicha honra.
Tito 3:1 ***Continúa recordándoles que estén en sujeción y sean obedientes a los gobiernos y a las autoridades como gobernantes, que estén listos para toda buena obra
Juan 19:10-11 ***Así que Pilato le dijo: “¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para ponerte en libertad y tengo autoridad para fijarte en un madero?”. 11 Jesús le contestó: “No tendrías autoridad alguna contra mí a menos que te hubiera sido concedida de arriba. Por eso, el hombre que me entregó a ti tiene mayor pecado”.
Hechos 5:29 ***En respuesta, Pedro y los [otros] apóstoles dijeron: “Tenemos que obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres.

7. ¿Quiénes son “las autoridades superiores”, y qué posición ocupan con relación a la autoridad de Dios?

8 No obstante, las autoridades superiores gubernamentales por lo general obran como ‘ministro de Dios para nosotros para bien nuestro’. (Romanos 13:4.) ¿De qué maneras? Pues bien, piense en los numerosos servicios que proporcionan las autoridades superiores: correos, protección policial, extinción de incendios, sanidad y educación, entre otros. “Por eso ustedes también pagan impuestos —dijo Pablo—; porque ellos son siervos públicos de Dios que sirven constantemente con este mismo propósito.” (Romanos 13:6.) Con respecto a los impuestos o a cualquier otra obligación legal, deberíamos “comportarnos honradamente”. (Hebreos 13:18.)

Romanos 13:4 ***porque es ministro de Dios para ti para bien tuyo. Pero si estás haciendo lo que es malo, teme: porque no es sin propósito que lleva la espada; porque es ministro de Dios, vengador para expresar ira sobre el que practica lo que es malo.
Romanos 13:6 ***Pues por eso ustedes también pagan impuestos; porque ellos son siervos públicos de Dios que sirven constantemente con este mismo propósito.
Hebreos 13:18 ***Ocúpense en orar por nosotros, porque confiamos en que tenemos una conciencia honrada, puesto que deseamos comportarnos honradamente en todas las cosas.

8. ¿Qué beneficios obtiene usted de las autoridades superiores, y cómo puede manifestar su sujeción a ellas?

9 A veces las autoridades superiores utilizan mal su poder. ¿Nos exime eso de nuestra responsabilidad de sujetarnos a ellas? No. Jehová ve los abusos que cometen. (Proverbios 15:3.) El hecho de que tolere el gobierno del hombre no significa que cierre los ojos a su corrupción; ni tampoco espera que nosotros lo hagamos. En realidad, Dios pronto “triturará y pondrá fin a todos estos reinos” y establecerá en su lugar Su propio gobierno justo. (Daniel 2:44.) Pero hasta que esto suceda, las autoridades superiores cumplen un propósito útil.

10 Pablo explicó: “El que se opone a la autoridad se ha puesto en contra del arreglo de Dios”. (Romanos 13:2.) Las autoridades superiores son el “arreglo” de Dios en el sentido de que mantienen una medida de orden, sin la cual reinarían el caos y la anarquía. Oponerse a esas autoridades sería contrario a las Escrituras e insensato. Para ilustrarlo: Imagínese que usted se ha sometido a una intervención quirúrgica y le han suturado la herida con varios puntos. Aunque para el organismo sean cuerpos extraños, los puntos cumplen un propósito específico por un tiempo limitado. Quitarlos prematuramente sería perjudicial. Del mismo modo, las autoridades gubernamentales humanas no entraban en el propósito original de Dios. Sin embargo, hasta que Su Reino domine sobre toda la Tierra, los gobiernos humanos dan cohesión a la sociedad, desempeñando una función que encaja con la voluntad de Dios para el tiempo actual. Por ello, debemos estar en sujeción a las autoridades superiores, aunque damos prioridad a la ley y la autoridad de Dios.

Proverbios 15:3 ***Los ojos de Jehová están en todo lugar, vigilando a los malos y a los buenos.
Daniel 2:44 ***”Y en los días de aquellos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será reducido a ruinas. Y el reino mismo no será pasado a ningún otro pueblo. Triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y él mismo subsistirá hasta tiempos indefinidos
Romanos 13:2 ***Por lo tanto, el que se opone a la autoridad se ha puesto en contra del arreglo de Dios; los que se han puesto en contra de este recibirán juicio para sí.

9, 10. ¿Cómo encajan las autoridades superiores con la voluntad de Dios?  Y ¿Por qué sería impropio oponerse a las autoridades superiores?

LA AUTORIDAD EN LA FAMILIA
11 La familia es la unidad fundamental de la sociedad humana. En su seno, el matrimonio halla compañerismo gratificante y los hijos reciben protección y la formación necesaria para la vida adulta. (Proverbios 5:15-21; Efesios 6:1-4.) Una institución tan noble como esa necesita estar organizada de tal manera que los miembros de la familia puedan vivir en paz y armonía. Con ese fin Jehová ha dictado el principio de la jefatura, que 1 Corintios 11:3 enuncia del siguiente modo: “La cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios”.

Proverbios 5:15-2 ***Bebe agua de tu propia cisterna, y chorrillos que salgan de en medio de tu propio pozo. 16 ¿Deben esparcirse afuera tus manantiales, [tus] corrientes de agua en las plazas públicas mismas? 17 Resulten ser para ti solo, y no para los extraños contigo. 18 Resulte bendita tu fuente de aguas, y regocíjate con la esposa de tu juventud, 19 una amable cierva y una encantadora cabra montesa. Que sus propios pechos te embriaguen a todo tiempo. Con su amor estés en un éxtasis constantemente. 20 ¿Por qué, pues, debes tú, hijo mío, estar en un éxtasis con una extraña, o abrazar el seno de una extranjera? 21 Porque los caminos del hombre están enfrente de los ojos de Jehová, y él está contemplando todos sus senderos trillados.
Efesios 6:1-4 ***Hijos, sean obedientes a sus padres en unión con [el] Señor, porque esto es justo: 2 “Honra a tu padre y a [tu] madre”; que es el primer mandato con promesa: 3 “Para que te vaya bien y dures largo tiempo sobre la tierra”. 4 Y ustedes, padres, no estén irritando a sus hijos, sino sigan criándolos en la disciplina y regulación mental de Jehová.

11. ¿Cómo explicaría usted el principio de la jefatura?

12 El esposo es el cabeza de la familia. No obstante, hay otro cabeza por encima de él: Jesucristo. Pablo escribió: “Esposos, continúen amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella”. (Efesios 5:25.) El esposo demuestra su sumisión a Cristo cuando trata a su esposa del mismo modo que Cristo siempre ha tratado a la congregación. (1 Juan 2:6.) Aunque a Jesús se le ha conferido gran autoridad, la ejerce de manera sumamente amable, amorosa y razonable. (Mateo 20:25-28.) Como hombre, él nunca abusó de su autoridad. Era “de genio apacible y humilde de corazón”, y llamó a sus seguidores “amigos” en lugar de “esclavos”. “Yo los refrescaré”, les prometió, y así lo hizo. (Mateo 11:28, 29; Juan 15:15.)

13 El ejemplo de Jesús enseña a los esposos que la jefatura cristiana no supone dominación opresiva. Al contrario, se ejerce con respeto y amor abnegado, lo que obviamente excluye cualquier maltrato físico o verbal. (Efesios 4:29, 31, 32; 5:28, 29; Colosenses 3:19.) Si un cristiano maltratara de ese modo a su esposa, sus obras buenas carecerían de valor y sus oraciones serían estorbadas. (1 Corintios 13:1-3; 1 Pedro 3:7.)

Efesios 5:25 *** Esposos, continúen amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella
1 Juan 2:6 ***El que dice que permanece en unión con él está obligado él mismo también a seguir andando así como anduvo aquel.
Mateo 20:25-28 ***Pero Jesús, llamándolos a sí, dijo: “Ustedes saben que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los grandes ejercen autoridad sobre ellas. 26 No es así entre ustedes; antes bien, el que quiera llegar a ser grande entre ustedes tiene que ser ministro de ustedes, 27 y el que quiera ser el primero entre ustedes tiene que ser esclavo de ustedes. 28 Así como el Hijo del hombre no vino para que se le ministrara, sino para ministrar y para dar su alma en rescate en cambio por muchos”.
Mateo 11:28-29 ***Vengan a mí, todos los que se afanan y están cargados, y yo los refrescaré. 29 Tomen sobre sí mi yugo y aprendan de mí, porque soy de genio apacible y humilde de corazón, y hallarán refrigerio para sus almas.
Juan 15:15 ***Ya no los llamo esclavos, porque el esclavo no sabe lo que hace su amo. Pero los he llamado amigos, porque todas las cosas que he oído de mi Padre se las he dado a conocer a ustedes.
Efesios 4:29 ***No proceda de la boca de ustedes ningún dicho corrompido, sino todo dicho que sea bueno para edificación según haya necesidad, para que imparta lo que sea favorable a los oyentes.
Efesios 4:31-32 ***Que se quiten toda amargura maliciosa y cólera e ira y gritería y habla injuriosa, junto con toda maldad. 32 Más bien háganse bondadosos unos con otros, tiernamente compasivos, y perdónense liberalmente unos a otros, así como Dios también por Cristo liberalmente los perdonó a ustedes.
Efesios 5:28-29 ***De esta manera los esposos deben estar amando a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama, 29 porque nadie jamás ha odiado a su propia carne; antes bien, la alimenta y la acaricia, como también el Cristo hace con la congregación
Colosenses 3:19 ***Esposos, sigan amando a [sus] esposas y no se encolericen amargamente con ellas.
1 Corintios 13:1-3 ***Si hablo en las lenguas de los hombres y de los ángeles, pero no tengo amor, he venido a ser un [pedazo de] bronce sonante o un címbalo estruendoso. 2 Y si tengo el don de profetizar y estoy enterado de todos los secretos sagrados y de todo el conocimiento, y si tengo toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy. 3 Y si doy todos mis bienes para alimentar a otros, y si entrego mi cuerpo, para jactarme, pero no tengo amor, de nada absolutamente me aprovecha.
1 Pedro 3:7 ***Ustedes, esposos, continúen morando con ellas de igual manera, de acuerdo con conocimiento, asignándoles honra como a un vaso más débil, el femenino, puesto que ustedes también son herederos con ellas del favor inmerecido de la vida, a fin de que sus oraciones no sean estorbadas.

12, 13. ¿Quién es el cabeza de la familia, y qué puede aprenderse de la manera de ejercer Jesús la jefatura?

14 Cuando el esposo imita el ejemplo de Cristo, a la esposa le resulta más fácil obedecer las palabras de Efesios 5:22, 23: “Que las esposas estén en sujeción a sus esposos como al Señor, porque el esposo es cabeza de su esposa como el Cristo también es cabeza de la congregación”. Tal como el esposo debe ser sumiso a Cristo, la mujer debe estar en sujeción a su esposo. La Biblia también dice claramente que la esposa capaz merece honra y alabanza por su sabiduría piadosa y laboriosidad. (Proverbios 31:10-31.)

15 La sujeción de una esposa cristiana a su esposo es relativa. Esto significa que si la sumisión en cierto asunto implica desobedecer la ley divina, ella tendrá que obedecer a Dios más bien que al hombre. Pero aun en estos casos, la postura firme de la mujer debe estar templada con un “espíritu quieto y apacible”. Tiene que notarse que el conocimiento de Dios ha hecho de ella una mejor esposa. (1 Pedro 3:1-4.) Lo mismo se esperaría del cristiano cuya esposa no fuera creyente. Su obediencia a los principios bíblicos debería convertirlo en un mejor esposo.

Proverbios 31:10-31 ***Una esposa capaz, ¿quién la puede hallar? Su valor es mucho más que el de los corales.
11 En ella el corazón de su dueño ha cifrado confianza, y no falta ninguna ganancia.
12 Ella le ha recompensado con bien, y no mal, todos los días de su vida.
13 Ha buscado lana y lino, y trabaja en todo cuanto es el deleite de sus manos.
14 Ha resultado ser como naves de mercader. Desde lejos trae su alimento.
15 Se levanta también mientras todavía es de noche, y da alimento a su casa y la porción prescrita a sus mujeres jóvenes.
16 Ha considerado un campo y ha procedido a obtenerlo; del fruto de sus manos ha plantado una viña.
17 Ha ceñido de fuerza sus caderas, y vigoriza sus brazos.
18 Ha percibido intuitivamente que su comercio es bueno; su lámpara no se apaga de noche.
19 Ha alargado sus manos a la rueca, y sus propias manos asen el huso.
20 Ha extendido la palma de su mano al afligido, y ha alargado sus manos al pobre.
21 No teme por su casa a causa de la nieve, porque toda su casa está vestida de prendas de vestir dobles.
22 Se ha hecho colchas. Su ropa es de lino y lana teñida de púrpura rojiza.
23 Su dueño es alguien conocido en las puertas, cuando se sienta con los ancianos del país.
24 Ella ha hecho hasta prendas de vestir interiores y ha procedido a vender[las], y ha dado cintos a los comerciantes.
25 Fuerza y esplendor son su ropa, y se ríe de un día futuro.
26 Ha abierto la boca con sabiduría, y la ley de bondad amorosa está en su lengua.
27 Vigila cómo marchan los asuntos de su casa, y el pan de la pereza no come.
28 Sus hijos se han levantado y han procedido a pronunciarla feliz; su dueño [se levanta], y la alaba.
29 Hay muchas hijas que han demostrado capacidad, pero tú... tú has ascendido por encima de todas ellas.
30 El encanto puede ser falso, y la belleza puede ser vana; [pero] la mujer que teme a Jehová es la que se procura alabanza.
31 Denle del fruto de sus manos, y alábenla sus obras aun en las puertas.

1 Pedro 3:1-4 ***De igual manera, ustedes, esposas, estén en sujeción a sus propios esposos, a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de [sus] esposas, 2 por haber sido ellos testigos oculares de su conducta casta junto con profundo respeto. 3 Y que su adorno no sea el de trenzados externos del cabello ni el de ponerse ornamentos de oro ni el uso de prendas de vestir exteriores, 4 sino que sea la persona secreta del corazón en la [vestidura] incorruptible del espíritu quieto y apacible, que es de gran valor a los ojos de Dios.

14, 15. ¿Cómo ayuda el conocimiento de Dios a la esposa a ser sumisa a su esposo?

16 Efesios 6:1 expone el papel de los hijos con estas palabras: “Sean obedientes a sus padres en unión con el Señor, porque esto es justo”. Los niños cristianos siguen el ejemplo de Jesús, que se mantuvo sujeto a sus padres durante su juventud. Fue un muchacho obediente que “siguió progresando en sabiduría y en desarrollo físico y en favor ante Dios y los hombres”. (Lucas 2:51, 52.)

Lucas 2:51-52 ***Y él bajó con ellos y vino a Nazaret, y continuó sujeto a ellos. También, su madre guardaba cuidadosamente todos estos dichos en su corazón. 52 Y Jesús siguió progresando en sabiduría y en desarrollo físico y en favor ante Dios y los hombres.

16. ¿Cómo pueden los hijos imitar el ejemplo que dio Jesús durante su juventud?

17 La manera de atender los padres sus responsabilidades puede influir en que los hijos respeten la autoridad o se rebelen contra ella. (Proverbios 22:6.) De modo que estos harían bien en preguntarse: ‘¿Ejerzo mi autoridad de manera amorosa, o lo hago con dureza? ¿Soy permisivo?’. Se espera que los padres piadosos manifiesten amor y consideración, pero también que defiendan con firmeza los principios bíblicos. Apropiadamente, Pablo escribió: “Padres, no estén irritando a sus hijos [literalmente, ‘provocándolos a ira’], sino sigan criándolos en la disciplina y regulación mental de Jehová”. (Efesios 6:4; Colosenses 3:21.)

Proverbios 22:6 ***Entrena al muchacho conforme al camino para él; aun cuando se haga viejo no se desviará de él.
Efesios 6:4 ***Y ustedes, padres, no estén irritando a sus hijos, sino sigan criándolos en la disciplina y regulación mental de Jehová.
Colosenses 3:21 ***Padres, no estén exasperando a sus hijos, para que ellos no se descorazonen.

17. ¿Qué efecto puede tener en los hijos la manera de ejercer los padres la autoridad?

18 Los padres deben analizar los métodos que utilizan para educar a sus hijos, especialmente si quieren que estos sean obedientes y, como consecuencia, les hagan sentir gozo. (Proverbios 23:24, 25.) En la Biblia, la disciplina es principalmente una forma de instrucción. (Proverbios 4:1; 8:33.) Está vinculada al amor y la apacibilidad, no a la cólera ni a la brutalidad. De ahí que sea necesario que los padres cristianos obren con sabiduría y se refrenen cuando disciplinen a sus hijos. (Proverbios 1:7.)

Proverbios 23:24-25 ***Sin falta el padre de un justo estará gozoso; el que llega a ser padre de un sabio también se regocijará en él. 25 Tu padre y tu madre se regocijarán, y la que te dio a luz estará gozosa.
Proverbios 4:1 ***Escuchen, oh hijos, la disciplina de un padre, y presten atención, para conocer entendimiento.
Proverbios 8:33 ***Escuchen la disciplina y háganse sabios, y no muestren ningún descuido.

18. ¿Cómo deberían administrar la disciplina los padres?

LA AUTORIDAD EN LA CONGREGACIÓN
19 Jehová es un Dios de orden; por ello es razonable que dé a su pueblo dirección bien organizada y autoritativa. En consecuencia, ha nombrado a Jesús Cabeza de la congregación cristiana. (1 Corintios 14:33, 40; Efesios 1:20-23.) Bajo la dirección invisible de Cristo, Dios ha autorizado el nombramiento de ancianos en las congregaciones para pastorear el rebaño con empeño, amor y de buena gana. (1 Pedro 5:2, 3.) Los siervos ministeriales los ayudan de diversas maneras y prestan un servicio valioso dentro de la congregación. (Filipenses 1:1.)

1 Corintios 14:33 ***Porque Dios no es [Dios] de desorden, sino de paz.
Como en todas las congregaciones de los santos
1 Corintios 14:40 ***Pero que todas las cosas se efectúen decentemente y por arreglo.
Efesios 1:20-23 ***con la cual ha operado en el caso del Cristo cuando lo levantó de entre los muertos y lo sentó a su diestra en los lugares celestiales, 21 muy por encima de todo gobierno y autoridad y poder y señorío, y de todo nombre que se nombra, no solo en este sistema de cosas, sino también en el que ha de venir. 22 Él también sujetó todas las cosas debajo de sus pies, y lo hizo cabeza sobre todas las cosas en cuanto a la congregación, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que llena todas las cosas en todos.
1 Pedro 5:2-3 ***Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia, no como obligados, sino de buena gana; tampoco por amor a ganancia falta de honradez, sino con empeño; 3 tampoco como enseñoreándose de los que son la herencia de Dios, sino haciéndose ejemplos del rebaño.
Filipenses 1:1 ***Pablo y Timoteo, esclavos de Cristo Jesús, a todos los santos en unión con Cristo Jesús que están en Filipos, juntamente con los superintendentes y siervos ministeriales:

19. ¿Qué provisión ha hecho Dios para que exista orden en la congregación cristiana?

20 Respecto a los ancianos cristianos, Pablo escribió: “Sean obedientes a los que llevan la delantera entre ustedes, y sean sumisos, porque ellos están velando por las almas de ustedes como los que han de rendir cuenta; para que ellos lo hagan con gozo y no con suspiros, por cuanto esto les sería gravemente dañoso a ustedes”. (Hebreos 13:17.) Dios, en su sabiduría, ha comisionado a superintendentes cristianos para que atiendan las necesidades espirituales de los miembros de la congregación. Estos no constituyen una clase clerical. Son siervos y esclavos de Dios que velan por sus compañeros de adoración, tal como lo hizo nuestro Maestro, Jesucristo. (Juan 10:14, 15.) Saber que hombres que satisfacen los debidos requisitos bíblicos se interesan por nuestro progreso y nuestro crecimiento espiritual, nos anima a ser cooperadores y sumisos. (1 Corintios 16:16.)

Hebreos 13:17 ***Sean obedientes a los que llevan la delantera entre ustedes, y sean sumisos, porque ellos están velando por las almas de ustedes como los que han de rendir cuenta; para que ellos lo hagan con gozo y no con suspiros, por cuanto esto les sería gravemente dañoso a ustedes.
Juan 10:14-15 ***Yo soy el pastor excelente, y conozco a mis ovejas y mis ovejas me conocen a mí, 15 así como el Padre me conoce y yo conozco al Padre; y yo entrego mi alma a favor de las ovejas.
1 Corintios 16:16 ***Sigan ustedes también sometiéndose a personas de esa clase y a todo el que coopera y labora.

20. ¿Por qué debemos ser sumisos a los ancianos cristianos nombrados, y qué beneficios nos reporta?

21 A veces las ovejas pudieran descarriarse o verse en peligro debido a las influencias nocivas del mundo. Bajo la dirección del Pastor Principal, los ancianos, en su función de subpastores, están al tanto de las necesidades de las ovejas que tienen a su cargo y se esmeran en darles atención personal. (1 Pedro 5:4.) Visitan a los miembros de la congregación y les dan estímulo. Sabedores de que el Diablo pretende trastornar la paz del pueblo de Dios, los ancianos emplean la sabiduría de arriba al tratar situaciones difíciles. (Santiago 3:17, 18.) Se esfuerzan por conservar la unidad de la congregación y la unicidad de la fe, algo que el propio Jesús pidió en oración. (Juan 17:20-22; 1 Corintios 1:10.)

1 Pedro 5:4 ***Y cuando el pastor principal haya sido manifestado, ustedes recibirán la inmarcesible corona de la gloria.
Santiago 3:17-18 ***Pero la sabiduría de arriba es primeramente casta, luego pacífica, razonable, lista para obedecer, llena de misericordia y buenos frutos, sin hacer distinciones por parcialidad, sin ser hipócrita. 18 Además, en cuanto al fruto de la justicia, su semilla se siembra en condiciones pacíficas para los que están haciendo la paz.
Juan 17:20-22 ***”Hago petición, no respecto a estos solamente, sino también respecto a los que pongan fe en mí mediante la palabra de ellos; 21 para que todos ellos sean uno, así como tú, Padre, estás en unión conmigo y yo estoy en unión contigo, que ellos también estén en unión con nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste. 22 Además, les he dado la gloria que me diste, para que ellos sean uno así como nosotros somos uno.
1 Corintios 1:10 ***Ahora los exhorto, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que todos hablen de acuerdo, y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén aptamente unidos en la misma mente y en la misma forma de pensar.

21. ¿Cómo procuran los ancianos nombrados dar ayuda espiritual a sus compañeros cristianos?

22 ¿Y si un cristiano sufre algún mal o se desanima por haber cometido un pecado? El consolador consejo de la Biblia y las oraciones sinceras de los ancianos en favor de él pueden ayudarle a recobrar la salud espiritual. (Santiago 5:13-15.) Estos hombres, nombrados por espíritu santo, también tienen la autoridad de disciplinar y censurar a los que siguen un proceder de pecado o ponen en peligro la limpieza espiritual y moral de la congregación. (Hechos 20:28; Tito 1:9; 2:15.) A fin de mantener limpia la congregación, puede ser necesario que los testigos de algún mal grave informen de lo ocurrido. (Levítico 5:1.) Si un cristiano que ha cometido un pecado grave acepta la disciplina y censura bíblicas y demuestra verdadero arrepentimiento, recibe ayuda. Ahora bien, quienes de manera habitual e impenitente infringen la ley de Dios son expulsados. (1 Corintios 5:9-13.)

Santiago 5:13-15 ***¿Hay alguno que esté sufriendo el mal entre ustedes? Que se ocupe en orar. ¿Hay alguno que se sienta contento? Que cante salmos. 14 ¿Hay alguno enfermo entre ustedes? Que llame a [sí] a los ancianos de la congregación, y que ellos oren sobre él, untándo[lo] con aceite en el nombre de Jehová. 15 Y la oración de fe sanará al indispuesto, y Jehová lo levantará. También, si hubiera cometido pecados, se le perdonará.
Hechos 20:28 ***Presten atención a sí mismos y a todo el rebaño, entre el cual el espíritu santo los ha nombrado superintendentes, para pastorear la congregación de Dios, que él compró con la sangre del [Hijo] suyo.
Tito 1:9 ***que se adhiera firmemente a la fiel palabra en lo que toca a su [arte de] enseñar, para que pueda exhortar por la enseñanza que es saludable y también censurar a los que contradicen.
Tito 2:15 *** Sigue hablando estas cosas y exhortando y censurando con plena autoridad para mandar. Que nadie jamás te desprecie.
Levítico 5:1 ***”’Ahora bien, en caso de que peque un alma por cuanto ha oído maldecir en público y es testigo, o lo ha visto o ha llegado a saber de ello, si no lo informa, entonces tiene que responder por su error.
1 Corintios 5:9-13 ***En mi carta les escribí que cesaran de mezclarse en la compañía de fornicadores, 10 no [queriendo decir] enteramente con los fornicadores de este mundo, o personas dominadas por la avidez y los que practican extorsión, o idólatras. De otro modo, ustedes realmente tendrían que salirse del mundo. 11 Pero ahora les escribo que cesen de mezclarse en la compañía de cualquiera que, llamándose hermano, sea fornicador, o persona dominada por la avidez, o idólatra, o injuriador, o borracho, o que practique extorsión, y ni siquiera coman con tal hombre. 12 Pues, ¿qué tengo yo que ver con juzgar a los de afuera? ¿No juzgan ustedes a los de adentro, 13 mientras Dios juzga a los de afuera? “Remuevan al [hombre] inicuo de entre ustedes.”

22. ¿Qué ayuda proporcionan los ancianos cuando se comete algún mal?

23 La Biblia predijo que, cuando Jesucristo fuera Rey, se nombraría a hombres maduros en sentido espiritual para dar consuelo, protección y refrigerio al pueblo de Dios. (Isaías 32:1, 2.) Estos llevarían la delantera como evangelizadores, pastores y maestros para fomentar el crecimiento espiritual de la congregación. (Efesios 4:11, 12, 16.) A veces los superintendentes cristianos tienen que censurar, reprender y exhortar a compañeros de creencia; seguir su enseñanza sana, basada en la Palabra de Dios, contribuye a que todos se mantengan en el camino de la vida. (Proverbios 3:11, 12; 6:23; Tito 2:1.)

Isaías 32:1-2 ***¡Mira! Un rey reinará para justicia misma; y en cuanto a príncipes, gobernarán como príncipes para derecho mismo. 2 Y cada uno tiene que resultar ser como escondite contra el viento y escondrijo contra la tempestad de lluvia, como corrientes de agua en país árido, como la sombra de un peñasco pesado en una tierra agotada.
Efesios 4:11-12 ***Y dio algunos como apóstoles, algunos como profetas, algunos como evangelizadores, algunos como pastores y maestros, 12 con miras al reajuste de los santos, para obra ministerial, para la edificación del cuerpo del Cristo
Efesios 4:16 ***De él todo el cuerpo, por estar unido armoniosamente y hacérsele cooperar mediante toda coyuntura que da lo que se necesita, conforme al funcionamiento de cada miembro respectivo en la medida debida, contribuye al crecimiento del cuerpo para la edificación de sí mismo en amor.
Proverbios 3:11-12 *** La disciplina de Jehová, oh hijo mío, no rechaces; y no aborrezcas su censura, 12 porque Jehová censura al que ama, aun como lo hace un padre a un hijo en quien se complace.
Proverbios 6:23 ***Porque el mandamiento es una lámpara, y una luz es la ley, y las censuras de la disciplina son el camino de la vida,
Tito 2:1 ***Tú, sin embargo, sigue hablando las cosas que son apropiadas para la enseñanza saludable.

23. ¿Qué hacen los superintendentes cristianos para el bien de la congregación?

ACEPTE EL MODO DE VER JEHOVÁ LA AUTORIDAD
24 La prueba a que se sometió a la primera pareja humana tenía que ver con la sujeción a la autoridad. No es extraño que nosotros nos veamos diariamente ante una prueba similar. Satanás el Diablo ha fomentado un espíritu de rebeldía en la humanidad. (Efesios 2:2.) Él hace que el camino de la independencia parezca tentadoramente superior al de la sujeción.

Efesios 2:2 *** en los cuales en un tiempo anduvieron conforme al sistema de cosas de este mundo, conforme al gobernante de la autoridad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de la desobediencia.

24. ¿Ante qué prueba nos vemos diariamente?

25 Ahora bien, nosotros debemos rechazar el espíritu rebelde del mundo. Al hacerlo, descubriremos que la sujeción piadosa trae grandes recompensas. Por ejemplo, evitaremos las ansiedades y frustraciones que experimentan los que se buscan problemas con las autoridades civiles, reduciremos en nuestro hogar las desavenencias que son comunes en muchas familias y nos beneficiaremos del afectuoso compañerismo con nuestros hermanos cristianos. Pero, sobre todo, nuestra sujeción piadosa resultará en una buena relación con Jehová, la Autoridad Suprema.

25. ¿Cuáles son los beneficios de rechazar el espíritu rebelde del mundo y de someterse a la autoridad que Dios ejerce o permite?

COMPRUEBE SU CONOCIMIENTO
¿Cómo ejerce Jehová su autoridad?
¿Quiénes son “las autoridades superiores”, y de qué modo estamos en sujeción a ellas?
¿Qué responsabilidad coloca el principio de la jefatura ante cada miembro de la familia?
¿Cómo podemos mostrar sumisión en la congregación cristiana?

SUMISOS, NO SUBVERSIVOS
Mediante su predicación pública, los testigos de Jehová señalan al Reino de Dios como la única esperanza que tiene la humanidad de conseguir paz y seguridad verdaderas. No obstante, estos celosos proclamadores del Reino de Dios no son de ningún modo subversivos, no constituyen una amenaza para los gobiernos de sus países. Al contrario, los Testigos se cuentan entre los ciudadanos más respetuosos y observantes de la ley. “Si todas las confesiones religiosas fueran como los testigos de Jehová —dijo cierto alto cargo de un país africano—, no tendríamos asesinatos, robos, delitos, presos ni bombas atómicas. Las puertas no estarían siempre cerradas con llave.”
Reconociendo este hecho, las autoridades de muchos países permiten que los Testigos prediquen sin estorbos. En otros países, cuando las autoridades se han dado cuenta de que los testigos de Jehová constituyen una influencia positiva, han levantado las proscripciones o restricciones que les habían impuesto. Es tal como escribió el apóstol Pablo sobre la obediencia a las autoridades superiores: “Sigue haciendo el bien, y tendrás alabanza de [ellas]”. (Romanos 13:1, 3.)

Romanos 13:1 ***Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores, porque no hay autoridad a no ser por Dios; las autoridades que existen están colocadas por Dios en sus posiciones relativas.
Romanos 13:3 ***Porque los que gobiernan no son objeto de temor para el hecho bueno, sino para el malo. ¿Quieres, pues, no temer a la autoridad? Sigue haciendo el bien, y tendrás alabanza de ella
                                                                                                                                              Inicio de la Pagina 
                                                                                                                                              E-mail
                                                                                                                                              Al Indice principal

.

.                      -------------------------------------------- fin de la pagina------------------------------------------

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.