Make your own free website on Tripod.com

Capítulo 9
¿Qué les sucede a nuestros difuntos?

1 “SE SUFRE cuando muere un ser querido, porque su pérdida deja un vacío inexplicable.” Así se expresó un hijo cuando murió su padre y, poco después, su madre. El dolor y la sensación de inmensa pérdida le produjeron la impresión de estar “ahogándose emocionalmente”. Es posible que usted haya pasado por una situación parecida, y quizás se haya preguntado dónde se encuentran sus difuntos y si algún día volverá a verlos.

1. ¿Cómo se sienten las personas cuando muere un ser querido?

2 A veces, cuando los padres lloran la pérdida de un hijo, se les dice que “Dios escoge las flores más bellas para llevárselas al cielo”. ¿Es cierto eso? ¿Han ido nuestros amados difuntos a una región habitada por espíritus? ¿Se trata de lo que algunos llaman Nirvana, es decir, un estado de dicha ajeno a todo dolor y deseo? ¿Han pasado a otra vida, a una existencia inmortal en un lugar paradisíaco? O, como también se afirma, ¿desemboca en tormento eterno la muerte de los que ofenden a Dios? ¿Pueden los muertos influir en nuestra vida? Para obtener respuestas verídicas a estas preguntas, tenemos que consultar la Palabra de Dios, la Biblia.

2. ¿Qué preguntas complejas surgen con relación a la muerte?

¿QUÉ ES EL “ESPÍRITU” DEL HOMBRE?
3 Sócrates y Platón, filósofos de la Grecia antigua, creían que dentro del ser humano tenía que haber algo inherentemente inmortal, un alma que sobreviviera a la muerte del cuerpo y que en realidad nunca muriera. Hoy, millones de personas de todo el mundo comparten esta creencia. Debido a ella, muchos temen a los muertos o se preocupan por su bienestar. Pero la Biblia nos enseña algo muy diferente respecto a los muertos.

3. ¿Qué creían Sócrates y Platón respecto a los muertos, y cómo afecta su creencia a la gente de hoy día?

4 Al analizar el estado en que se encuentran los muertos, debemos recordar que Adán, nuestro primer padre, no tenía un alma, era un alma. En un impresionante acto de creación, Dios formó al hombre, el alma, a partir de los elementos básicos de la Tierra y luego le insufló “el aliento de vida”. Génesis 2:7 nos dice: “Jehová Dios procedió a formar al hombre del polvo del suelo y a soplar en sus narices el aliento de vida, y el hombre vino a ser alma viviente”. Adán se mantenía vivo mediante la respiración. Ahora bien, al insuflarle el aliento de vida, Dios no solo introdujo aire en los pulmones de Adán; la Biblia dice que en las criaturas vivientes de la Tierra hay activa una “fuerza de vida”. (Génesis 7:22.)

Génesis 7:22 ***Todo lo que tenía activo en sus narices el aliento de la fuerza de vida, a saber, cuanto había en el suelo seco, murió.

4. ¿Qué nos dice Génesis acerca del alma?  Y ¿Qué insufló Dios en Adán para darle vida?

5 ¿Qué es “la fuerza de vida”? Es la chispa vivificante que Dios infundió en el cuerpo inerte de Adán, una fuerza que luego se sostuvo mediante la respiración. Ahora bien, ¿qué es el “espíritu” al que se hace referencia en Salmo 146:4? En dicho versículo se dice lo siguiente respecto al individuo que muere: “Sale su espíritu, él vuelve a su suelo; en ese día de veras perecen sus pensamientos”. Cuando los escritores de la Biblia utilizaban la palabra “espíritu” en estos contextos, no pensaban en un alma incorpórea que continuara viviendo después de la muerte del cuerpo.
6 El “espíritu” que sale de la persona al morir es la fuerza de vida procedente del Creador. (Salmo 36:9; Hechos 17:28.) Dicha fuerza no posee ninguna característica de la criatura a la que anima, tal como la electricidad no adopta las funciones del aparato que acciona. Cuando alguien muere, el espíritu (la fuerza de viddeja de animar las células corporales, tal como una bombilla se apaga una vez que se desconecta la electricidad. Cuando la fuerza de vida deja de sostener el cuerpo humano, el hombre, el alma, muere. (Salmo 104:29; Eclesiastés 12:1, 7.)

Salmo 146:4 ***Sale su espíritu, él vuelve a su suelo;  en ese día de veras perecen sus pensamientos.
Salmo 36:9 ***Porque contigo está la fuente de la vida; por luz de ti podemos ver luz.
Hechos 17:28 *** Porque por él tenemos vida y nos movemos y existimos, aun como ciertos poetas de entre ustedes han dicho: ‘Porque también somos linaje de él’.
Salmo 104:29 ***Si ocultas tu rostro, se perturban.   Si les quitas su espíritu, expiran,   y a su polvo vuelven.
Eclesiastés 12:1 ***Acuérdate, ahora, de tu Magnífico Creador en los días de tu mocedad, antes que procedan a venir los días calamitosos, o hayan llegado los años en que dirás: “No tengo en ellos deleite”;
Eclesiastés 12:7 ***Entonces el polvo vuelve a la tierra justamente como sucedía que era, y el espíritu mismo vuelve al Dios [verdadero] que lo dio.

5, 6. ¿Qué es “la fuerza de vida”?  Y ¿Qué sucede cuando el “espíritu” mencionado en Salmo 146:4 deja de animar al cuerpo?

“A POLVO VOLVERÁS”
7 Jehová explicó claramente lo que significaría la muerte para el pecador Adán. Dijo: “Con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que vuelvas al suelo, porque de él fuiste tomado. Porque polvo eres y a polvo volverás”. (Génesis 3:19.) ¿Adónde volvería Adán? Al suelo, al polvo del cual había sido creado. Cuando muriera, Adán simplemente dejaría de existir.

Génesis 3:19 ***Con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que vuelvas al suelo, porque de él fuiste tomado. Porque polvo eres y a polvo volverás”.

7. ¿Qué le sucedería a Adán si desobedecía a Dios?

8 En este aspecto, la muerte humana no difiere de la de los animales. Ellos también son almas, y los activa el mismo espíritu o fuerza de vida. (Génesis 1:24.) En Eclesiastés 3:19, 20 el sabio Salomón nos dice: “Como muere el uno, así muere la otra; y todos tienen un solo espíritu, de modo que [en lo que respecta a la muerte] no hay superioridad del hombre sobre la bestia [...]. Del polvo han llegado a ser todos, y todos vuelven al polvo”. El hombre era superior a los animales porque había sido creado a la imagen de Dios y, por lo tanto, reflejaba las cualidades de Jehová. (Génesis 1:26, 27.) Sin embargo, cuando mueren, tanto los seres humanos como los animales vuelven al polvo.

Génesis 1:24 *** Y Dios pasó a decir: “Produzca la tierra almas vivientes según sus géneros, animal doméstico y animal moviente y bestia salvaje de la tierra según su género”. Y llegó a ser así.
Eclesiastés 3:19-20 *** Porque hay un suceso resultante respecto a los hijos de la humanidad y un suceso resultante respecto a la bestia, y ellos tienen el mismo suceso resultante. Como muere el uno, así muere la otra; y todos tienen un solo espíritu, de modo que no hay superioridad del hombre sobre la bestia, porque todo es vanidad. 20 Todos van a un solo lugar. Del polvo han llegado a ser todos, y todos vuelven al polvo.
Génesis 1:26-27 ***Y Dios pasó a decir: “Hagamos [al] hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza, y tengan ellos en sujeción los peces del mar y las criaturas voladoras de los cielos y los animales domésticos y toda la tierra y todo animal moviente que se mueve sobre la tierra”. 27 Y Dios procedió a crear al hombre a su imagen, a la imagen de Dios lo creó; macho y hembra los creó.

8. ¿En qué sentido no son superiores las almas humanas a las animales?

9 Salomón aclaró aún más el significado de la muerte cuando escribió: “Los vivos tienen conciencia de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no tienen conciencia de nada en absoluto”. En efecto, los muertos no saben absolutamente nada. De ahí que Salomón aconsejase: “Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismo poder, porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol, el lugar adonde vas”. (Eclesiastés 9:5, 10.) ¿Adónde van los muertos? Al Seol (hebreo, sche´óhl), la sepultura común de la humanidad. Nuestros difuntos no tienen conciencia de nada. No están sufriendo ni tampoco pueden ejercer influencia alguna en nosotros.

Eclesiastés 9:5 ***Porque los vivos tienen conciencia de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no tienen conciencia de nada en absoluto, ni tienen ya más salario, porque el recuerdo de ellos se ha olvidado.
Eclesiastés 9:10 ***Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismo poder, porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol, el lugar adonde vas.

9. ¿En qué estado se encuentran los muertos, y adónde van?

10 ¿Es forzoso que tanto nosotros como nuestros seres queridos vivamos solo unos cuantos años y luego dejemos de existir para siempre? Según la Biblia, no. Cuando Adán se rebeló, Jehová Dios dispuso inmediatamente el medio para eliminar las terribles consecuencias del pecado humano. La muerte no entraba en el propósito de Dios para la humanidad. (Ezequiel 33:11; 2 Pedro 3:9.) De modo que esta no tiene por qué ser irreversible para nosotros ni para nuestros seres queridos.

Ezequiel 33:11 ***Diles: ‘“Tan ciertamente como que yo estoy vivo —es la expresión del Señor Soberano Jehová—, no me deleito en la muerte del inicuo, sino en que alguien inicuo se vuelva de su camino y realmente siga viviendo. Vuélvanse, vuélvanse de sus malos caminos, pues, ¿por qué deberían morir, oh casa de Israel?”’.
2 Pedro 3:9 ***Jehová no es lento respecto a su promesa, como algunas personas consideran la lentitud, pero es paciente para con ustedes porque no desea que ninguno sea destruido; más bien, desea que todos alcancen el arrepentimiento.

10. ¿Qué razón hay para decir que la muerte no tiene por qué ser irreversible?

“ESTÁ DESCANSANDO”
11 Jehová se propone rescatarnos a nosotros y a nuestros difuntos de la muerte adánica. Por este motivo, la Palabra de Dios compara la muerte con un sueño. Por ejemplo, al enterarse de que su amigo Lázaro había muerto, Jesucristo dijo a Sus discípulos: “Nuestro amigo Lázaro está descansando, pero yo me voy allá para despertarlo del sueño”. En vista de que los discípulos no captaron enseguida el sentido de aquellas palabras, Jesús especificó: “Lázaro ha muerto”. (Juan 11:11,
14.) Luego se dirigió al pueblo de Betania, donde Marta y María lloraban la muerte de su hermano Lázaro. Cuando Jesús le dijo a Marta: “Tu hermano se levantará”, ella expresó su fe en el propósito de Dios de eliminar los efectos de la muerte en la familia humana, pues respondió: “Yo sé que se levantará en la resurrección en el último día”. (Juan 11:23, 24.)

Juan 11:11 *** Dijo estas cosas, y después de esto les dijo: “Nuestro amigo Lázaro está descansando, pero yo me voy allá para despertarlo del sueño”.
Juan 11:14 ***Entonces, por lo tanto, Jesús les dijo francamente: “Lázaro ha muerto,
Juan 11:23-24 ***Jesús le dijo: “Tu hermano se levantará”. 24 Marta le dijo: “Yo sé que se levantará en la resurrección en el último día”.

11. ¿Cómo describió Jesús el estado en que se encontraba su difunto amigo Lázaro?

12 Marta no hizo referencia a un alma inmortal que siguiera viviendo en otro lugar después de la muerte. No creía que Lázaro hubiera ido a alguna región espiritual donde continuara existiendo. Marta tenía fe en la maravillosa esperanza de la resurrección. No creía que del cuerpo de Lázaro hubiera salido un alma inmortal, sino que su difunto hermano había dejado de existir. El único remedio para la muerte de su hermano era la resurrección.

12. ¿Qué esperanza tenía Marta respecto a los muertos?

13 Jehová Dios ha facultado a Jesucristo para que redima a la humanidad. (Oseas 13:14.) Por consiguiente, tras las palabras de Marta, Jesús dijo: “Yo soy la resurrección y la vida. El que ejerce fe en mí, aunque muera, llegará a vivir”. (Juan 11:25.) Luego fue a la tumba de Lázaro, que llevaba muerto cuatro días, y lo resucitó, demostrando así el poder que Dios le había concedido. (Juan 11:38-44.) Imagínese la alegría de los que presenciaron esta resurrección o cualquier otra de las que ejecutó Jesucristo. (Marcos 5:35-42; Lucas 7:12-16.)

Oseas 13:14 ***De la mano del Seol los redimiré; de la muerte los recobraré. ¿Dónde están tus aguijones, oh Muerte? ¿Dónde está tu poder destructor, oh Seol? La compasión misma estará oculta de mis ojos.
Juan 11:25 ***Jesús le dijo: “Yo soy la resurrección y la vida. El que ejerce fe en mí, aunque muera, llegará a vivir;
Juan 11:38-44 ***Así que Jesús, después de gemir otra vez en sí mismo, vino a la tumba conmemorativa. Era, de hecho, una cueva, y había una piedra recostada contra ella. 39 Jesús dijo: “Quiten la piedra”. Marta, la hermana del fallecido, le dijo: “Señor, ya debe oler mal, porque hace cuatro días”. 40 Jesús le dijo: “¿No te dije que si creías habrías de ver la gloria de Dios?”. 41 Por lo tanto, quitaron la piedra. Entonces Jesús alzó los ojos hacia el cielo y dijo: “Padre, te doy gracias porque me has oído. 42 Cierto, yo sabía que siempre me oyes; pero a causa de la muchedumbre que está de pie en derredor hablé, a fin de que crean que tú me has enviado”. 43 Y cuando hubo dicho estas cosas, clamó con fuerte voz: “¡Lázaro, sal!”. 44 El [hombre] que había estado muerto salió con los pies y las manos atados con envolturas, y su semblante estaba envuelto en un paño. Jesús les dijo: “Desátenlo y déjenlo ir”.
Marcos 5:35-42 ***Mientras él todavía estaba hablando, vinieron algunos hombres de la casa del presidente de la sinagoga y dijeron: “¡Tu hija murió! ¿Por qué molestar ya al maestro?”. 36 Mas Jesús, oyendo por casualidad la palabra que se hablaba, dijo al presidente de la sinagoga: “No temas, ejerce fe solamente”. 37 Y no dejó que nadie siguiera con él, sino Pedro y Santiago y Juan el hermano de Santiago.  38 De modo que llegaron a la casa del presidente de la sinagoga, y él contempló la ruidosa confusión y a los que lloraban y daban muchos plañidos, 39 y, después de entrar, les dijo: “¿Por qué causan ruidosa confusión y lloran? La niñita no ha muerto, sino que duerme”. 40 Ante aquello, ellos empezaron a reírse de él desdeñosamente. Pero, habiendo echado fuera a todos, él tomó consigo al padre y a la madre de la niñita y a los que estaban con él, y entró a donde estaba la niñita. 41 Y, tomando la mano de la niñita, le dijo: “Tál·i·tha cú·mi”, que, traducido, significa: “Jovencita, te digo: ¡Levántate!”. 42 E inmediatamente la jovencita se levantó y echó a andar, pues tenía doce años. Y en seguida estuvieron fuera de sí con gran éxtasis.
Lucas 7:12-16 ***Al acercarse él a la puerta de la ciudad, pues ¡mira!, sacaban a un muerto, el hijo unigénito de su madre. Además, ella era viuda. También estaba con ella una muchedumbre bastante numerosa de la ciudad. 13 Y cuando el Señor alcanzó a verla, se enterneció por ella, y le dijo: “Deja de llorar”. 14 En seguida se acercó y tocó el féretro, y los que lo llevaban se detuvieron, y él dijo: “Joven, yo te digo: ¡Levántate!”. 15 Y el muerto se incorporó y comenzó a hablar, y él lo dio a su madre. 16 Entonces el temor se apoderó de todos, y se pusieron a glorificar a Dios, diciendo: “Un gran profeta ha sido levantado entre nosotros”, y: “Dios ha dirigido su atención a su pueblo”.

13. ¿Con qué poder ha facultado Dios a Jesús, y cómo demostró él dicho poder?

14 Deténgase ahora un momento y piense: si el hombre tuviera un alma inmortal que sobreviviera a la muerte, nadie necesitaría que se le resucitara, que se le hiciera volver a la vida. En realidad, no sería bondadoso resucitar a alguien como Lázaro para que volviera a llevar una vida imperfecta en la Tierra si ya hubiera estado disfrutando de la dicha celestial. Lo cierto es que en la Biblia ni siquiera aparece la expresión “alma inmortal”. Al contrario, las Escrituras dicen que el alma humana que peca, muere. (Ezequiel 18:4, 20.) Así pues, según indica la Biblia, el único remedio para la muerte es la resurrección.

Ezequiel 18:4 ***¡Miren! Todas las almas... a mí me pertenecen. Como el alma del padre, así igualmente el alma del hijo... a mí me pertenecen. El alma que peca... ella misma morirá.
Ezequiel 18:20 ***El alma que peca... ella misma morirá. Un hijo mismo no llevará nada debido al error del padre, y un padre mismo no llevará nada debido al error del hijo. Sobre sí mismo la misma justicia del justo llegará a estar, y sobre sí mismo la misma iniquidad del inicuo llegará a estar.

14. ¿Por qué son incompatibles los conceptos de resurrección y alma inmortal?

“TODOS LOS QUE ESTÁN EN LAS TUMBAS CONMEMORATIVAS”
15 La palabra que los discípulos de Jesús utilizaron para “resurrección” significa literalmente “levantamiento; alzamiento”. Es un levantamiento del estado inerte en que se encuentra el difunto, un alzamiento de la sepultura común de la humanidad. Para Jehová Dios es sencillo resucitar a alguien. ¿Por qué? Porque Jehová es la Fuente de la vida. Actualmente el hombre puede grabar las voces e imágenes de hombres y mujeres, y reproducir esas grabaciones después de muertos los protagonistas. Entonces, con mayor razón, nuestro Creador todopoderoso puede grabar en su memoria los detalles de la existencia de cualquier ser humano y resucitar a la misma persona, proporcionándole un nuevo cuerpo.

15. ¿Qué significa el término “resurrección”?  Y ¿Por qué no supone ningún problema para Jehová resucitar a alguien?

16 Jesucristo dijo: “Viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán [la] voz [de Jesús] y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio”. (Juan 5:28, 29.) Todos los que están en la memoria de Jehová resucitarán, y se les enseñarán Sus caminos. La resurrección resultará ser de vida para los que obren en conformidad con el conocimiento de Dios, y de condenación, para aquellos que rechacen las enseñanzas y la gobernación de Dios.

Juan 5:28-29 ***No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.

16. ¿Qué promesa hizo Jesús respecto a los que están en las tumbas conmemorativas?  Y ¿Qué determinará si la resurrección de una persona resultará ser de vida o de juicio?

17 Naturalmente, todas aquellas personas que hayan procurado llevar una vida recta como siervos de Jehová resucitarán. De hecho, la esperanza de la resurrección ayudó a muchos a afrontar la muerte, aun en casos de persecución violenta. Sabían que Dios podía devolverles la vida. (Mateo 10:28.) Pero hay millones de personas que han muerto sin la oportunidad de demostrar si obedecerían o no las normas justas de Dios. Estas también recibirán una resurrección. El apóstol Pablo confiaba en el propósito de Jehová al respecto, pues dijo: “Tengo esperanza en cuanto a Dios [...] de que va a haber resurrección así de justos como de injustos”. (Hechos 24:15.)

Mateo 10:28 ***Y no se hagan temerosos de los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma; sino, más bien, teman al que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el Gehena.
Hechos 24:15 ***y tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos.

17. ¿Quiénes resucitarán?

18 El apóstol Juan recibió una emocionante visión de personas resucitadas que estaban de pie ante el trono de Dios, y escribió: “El mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados individualmente según sus hechos. Y la muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esto significa la muerte segunda: el lago de fuego”. (Revelación 20:12-14.) ¡Imagínese! Todos los muertos que estén en la memoria de Dios tienen la perspectiva de ser liberados del Hades (griego, hái·d_es), o Seol, la sepultura común de la humanidad. (Salmo 16:10; Hechos 2:31.) Tendrán la oportunidad de demostrar mediante sus hechos si quieren servir a Dios o no. Luego, “la muerte y el Hades” serán arrojados al llamado “lago de fuego”, un símbolo de destrucción completa, igual que el término “Gehena”. (Lucas 12:5.) Cuando termine la resurrección, la sepultura común de la humanidad quedará vacía y, por lo tanto, dejará de existir. ¡Cuánto consuela aprender en la Biblia que Dios no tortura a nadie! (Jeremías 7:30, 31.)

Revelación 20:12-14 ***Y vi a los muertos, los grandes y los pequeños, de pie delante del trono, y se abrieron rollos. Pero se abrió otro rollo; es el rollo de la vida. Y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas en los rollos según sus hechos. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados individualmente según sus hechos. 14 Y la muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esto significa la muerte segunda: el lago de fuego.
Salmo 16:10 ***Porque no dejarás mi alma en el Seol.   No permitirás que el que te es leal vea el hoyo.
Hechos 2:31 ***vio de antemano y habló respecto a la resurrección del Cristo, que ni fue abandonado en el Hades ni su carne vio corrupción.
Lucas 12:5 ***Pero yo les indicaré a quién temer: Teman a aquel que después de matar tiene autoridad para echar en el Gehena. Sí, les digo, teman a Este
Jeremías 7:30-31 ***‘Porque los hijos de Judá han hecho lo que es malo a mis ojos —es la expresión de Jehová—. Han puesto sus cosas repugnantes en la casa sobre la cual se ha llamado mi nombre, a fin de contaminarla. 31 Y han edificado los lugares altos de Tófet, que está en el valle del hijo de Hinón, a fin de quemar a sus hijos y sus hijas en el fuego, cosa que yo no había mandado y que no había subido a mi corazón.’

18. ¿Qué visión recibió el apóstol Juan respecto a la resurrección?  Y ¿Qué se destruye en “el lago de fuego”, y qué simboliza este “lago”?

¿DÓNDE VIVIRÁN LOS RESUCITADOS?
19 Un número limitado de hombres y mujeres serán resucitados para vivir en el cielo. En calidad de reyes y sacerdotes con Jesús, colaborarán en eliminar todos los efectos de la muerte que la humanidad heredó del primer hombre, Adán. (Romanos 5:12; Revelación 5:9, 10.) ¿A cuántos llevará Dios al cielo para gobernar con Cristo? La Biblia dice que solo a 144.000. (Revelación 7:4; 14:1.) Jehová dará a estos resucitados un cuerpo espiritual para que puedan vivir en el cielo. (1 Corintios 15:35, 38, 42-45; 1 Pedro 3:18.)

Romanos 5:12 *** Por eso, así como por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado..
Revelación 5:9-10 ***Y cantan una canción nueva, y dicen: “Eres digno de tomar el rollo y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios personas de toda tribu y lengua y pueblo y nación, 10 e hiciste que fueran un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y han de reinar sobre la tierra”.
Revelación 7:4 ***Y oí el número de los que fueron sellados, ciento cuarenta y cuatro mil, sellados de toda tribu de los hijos de Israel:
Revelación 14:1 ***Y vi, y, ¡miren!, el Cordero de pie sobre el monte Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tienen escritos en sus frentes el nombre de él y el nombre de su Padre.
1 Corintios 15:35 ***No obstante, alguien dirá: “¿Cómo han de ser levantados los muertos? Sí, ¿con qué clase de cuerpo vienen?”.
1 Corintios 15:38 ***pero Dios le da un cuerpo así como le ha agradado, y a cada una de las semillas su propio cuerpo
1 Corintios 15:42-45 ***Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, se levanta en incorrupción. 43 Se siembra en deshonra, se levanta en gloria. Se siembra en debilidad, se levanta en poder. 44 Se siembra cuerpo físico, se levanta cuerpo espiritual. Si hay cuerpo físico, también lo hay espiritual. 45 Así también está escrito: “El primer hombre, Adán, llegó a ser alma viviente”. El último Adán llegó a ser un espíritu dador de vida.
1 Pedro 3:18 ***Pues, hasta Cristo murió una vez para siempre respecto a pecados, un justo por injustos, para conducirlos a ustedes a Dios, habiendo sido muerto en la carne, pero hecho vivo en el espíritu.

19. ¿Por qué recibirán una resurrección celestial algunos seres humanos, y qué clase de cuerpo les dará Dios?

20 Pero la inmensa mayoría resucitará para vivir en una Tierra paradisíaca. (Salmo 37:11, 29; Mateo 6:10.) En parte la razón por la que algunas personas reciben una resurrección celestial es llevar a término el propósito de Dios para la Tierra. Desde el cielo, Jesucristo y los 144.000 irán ayudando a la humanidad obediente a recobrar la perfección que desecharon nuestros primeros padres. Entre esas personas estarán los resucitados, tal como indicó Jesús cuando dijo al moribundo clavado a un madero junto a él: “Estarás conmigo en el Paraíso”. (Lucas 23:42, 43.)

Salmo 37:11 ***Pero los mansos mismos poseerán la tierra,  y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz.
Salmo 37:29 ***Los justos mismos poseerán la tierra,   y residirán para siempre sobre ella.
Mateo 6:10 ***Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra.
Lucas 23:42-43 ***Y pasó a decir: “Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu reino”. 43 Y él le dijo: “Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso”.

20. ¿Qué experimentará la humanidad obediente, incluidos los resucitados?

21 En la Tierra paradisíaca, la muerte, que hoy provoca un fuerte sentimiento de futilidad, será eliminada. (Romanos 8:19-21.) El profeta Isaías dijo que Jehová Dios “realmente se tragará a la muerte para siempre”. (Isaías 25:8.) El apóstol Juan recibió una visión del tiempo en que los seres humanos obedientes se verán libres del dolor y la muerte. Sí, “Dios mismo estará con ellos. Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado”. (Revelación 21:1-4.)

Romanos 8:19-21 ***Porque la expectación anhelante de la creación aguarda la revelación de los hijos de Dios. 20 Porque la creación fue sujetada a futilidad, no de su propia voluntad, sino por aquel que la sujetó, sobre la base de la esperanza 21 de que la creación misma también será libertada de la esclavitud a la corrupción y tendrá la gloriosa libertad de los hijos de Dios.
Isaías 25:8 ***Él realmente se tragará a la muerte para siempre, y el Señor Soberano Jehová ciertamente limpiará las lágrimas de todo rostro. Y el oprobio de su pueblo quitará de toda la tierra, porque Jehová mismo [lo] ha hablado.
Revelación 21:1-4 ***Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra; porque el cielo anterior y la tierra anterior habían pasado, y el mar ya no existe. 2 Vi también la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios y preparada como una novia adornada para su esposo. 3 Con eso, oí una voz fuerte desde el trono decir: “¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. 4 Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado”.

21. En conformidad con las palabras del profeta Isaías y del apóstol Juan, ¿qué será de la muerte?

22 Lo que la Biblia enseña está muy claro y acaba con toda posible confusión sobre lo que les sucede a los muertos. Las Escrituras dicen explícitamente que la muerte es “el último enemigo” que será eliminado. (1 Corintios 15:26.) Podemos obtener gran consuelo y fortaleza de la esperanza de la resurrección. ¡Y qué alegría nos da saber que, si Dios los tiene en su memoria, nuestros difuntos despertarán del sueño de la muerte para disfrutar de todo lo bueno que él tiene preparado para los que le aman! (Salmo 145:16.) Tales bendiciones se conseguirán mediante el Reino de Dios. Pero ¿cuándo debía empezar su gobernación? Veámoslo en el proximo capitulo.

1 Corintios 15:26 ***Como el último enemigo, la muerte ha de ser reducida a nada.
Salmo 145:16 ***Estás abriendo tu mano   y satisfaciendo el deseo de toda cosa viviente.

22. ¿Qué efecto produce en usted conocer las verdades relacionadas con la resurreccion?

COMPRUEBE SU CONOCIMIENTO
¿Qué es el espíritu de los seres humanos?                                                                      Inicio de la Pagina
¿Cómo explicaría usted el estado de los muertos?                                                         E-mail
¿Quiénes serán resucitados?                                                                                             Al Indice principal

.

.                      -------------------------------------------- fin de la pagina------------------------------------------

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.